03.06 | La Madrid 

Se conmemoró ayer el Día del Bombero Voluntario

Se destacó a los servidores públicos. Fue un emotivo acto. Se entregaron reconocimientos y distinciones. Luego se sorteó la "Rifa de los Cuarteles".


Ayer a la mañana se llevó a cabo el acto por el Día del Bombero Voluntario de General La Madrid. Como ocurre siempre fue una actividad emotiva donde se reconoció la labor que cumplen los servidores públicos y se homenajeó a los fundadores de la institución. Se aprovechó la oportunidad para distinguir a aquellos que cumplieron años de servicio, a los que ascendieron y a quienes pasaron al Cuerpo de Reserva.

En esta ocasión los retirados hicieron la presentación de su bandera que tuvo una escolta de lujo: Mario Simón, Alejandro Etchegño y Carlos Torres, tres ex jefes. El distintivo fue confeccionado por la artista Olga Saracchi de Calvo.

El día nacional de los bomberos voluntarios se conmemora en homenaje a la creación del primer Cuerpo en el país, en La Boca.

"Había necesidad de apagar un incendio y Tomás Liberti fue el impulsor", recordó Mario Saracchi, ex bombero que ofició de locutor y repasó: "en La Madrid ocurrió algo similar, a raíz de un incendio de campo; a partir de ese hecho Amado De La Cuadra fue uno de los voluntarios que se transformó en bombero".

Luego de la formación de la tropa y el saludo por parte de los máximos referentes de la institución se realizó el izamiento de la bandera, se entonó el himno nacional, se realizó un minuto de silencio por los bomberos fallecidos y por las personas muertas por Covid y se tocó la sirena.

A la hora de los discursos, el presidente del Consejo Directivo, Juan Carlos Collia agradeció a los bomberos "por lo que hicieron durante la pandemia".

Posteriormente destacó el trabajo que realizan los integrantes del Cuerpo Activo más allá de las acciones de servicio, y en ese contexto repasó que se realizaron mejoras en el Cuartel y gracias al apoyo de la familia Cobatti concluyeron los trabajos en el galpón ubicado sobre la calle Rodríguez Peña. Colla usó un párrafo para agradecer a la Reserva que "con cada toque de la sirena se desvive y sale a una esquina u otra, están presentes y eso es porque lo llevan en el alma".

A su turno el intendente Martín Randazzo destacó las "sentidas y profundas las palabras de Mario (Saracchi) que llegan a los que están acá y a los que están lejos". A la vez felicitó y agradeció a los servidores públicos "por el sentimiento bomberil (...) gracias en nombre de los lamatritenses".

"Sólo la familia entiende lo que es ser bombero: la que está preparándole la bicicleta, a la que más de una vez debe cosas resignar porque no vuelve, a la que sufre... muchas gracias", reflexionó Saracchi.

A continuación se realizó la entrega de distinciones por ascensos: a Suboficial Subalterno Ayudante de Primera a Daniel Alderete y Matías Pardo.

Por antigüedad se reconoció a Oscar González, por 25 años y además se lo ascendió a Suboficial Sub Ayudante; por 10 años de servicio se condecoró a Víctor Amarilla, Matías Pardo, Damián Cobatti, Pedro Monclus, Darío Franco y Claudio Pereyra.

Luego se entregaron los cascos a quienes pasaron a Reserva en el último año: reconocimiento a quienes pasaron a Reserva: Rubén Cantero, Fernando Rodríguez y Jorge Cepeda.

"El bombero no deja de ser bombero. Te fluye la sangre en el corazón y la cabeza cuando suena la sirena", cerró en su alocución Mario Saracchi.

Sorteó la "Rifa de los tres Cuarteles"

Luego del acto protocolar por el Día del Bombero Voluntario se llevó a cabo la "Rifa de los tres Cuarteles", un bono donación que se realizó gracias a la colaboración de la familia Elorrieta y donó animales para regalar. Lo recaudado se distribuyó entre La Madrid, la Colina y Líbano.

El primer premio quedó en poder de Antonio Sendra (de Líbano, dos vaquillonas), el segundo para Alejandro Smith (de La Madrid, una vaquillona) y Celestina Soudrell (de La Colina, un lechón).