03.06 | Información General A 6 años del nacimiento de "la lucha feminista"

El frente Ni Una Menos expuso las falencias de la Defensoría Civil

Un grupo pequeño de mujeres y disidencias, a pesar de la pandemia visibilizaron otro 3 de Junio. Día histórico que dio nacimiento al movimiento feminista unido en el grito #VivasNosQueremos 

"Desde hace 6 años cada 3 de junio nos reunimos para abrazar las conquistas colectivas de los feminismos en nuestro territorio. También para seguir reclamando por nuestros derechos que aún no se encuentran plenamente garantizados y para continuar marcando qué políticas públicas debemos incorporar a la agenda del Estado con el objeto de promover una vida libre de todo tipo de violencias". Con ese texto desde el Frente Ni Una Menos de Olavarría contó cómo a pesar de la pandemia, eligieron visibilizar y potenciar otro #3J, otro día de lucha feminista en busca del ejercicio pleno de los derechos.

Este jueves las acciones se centraron en la pintada de un mural en la Facultad de Ciencias de la Salud con la leyenda y la pregunta ¿Dónde está Tehuel?, una performance frente a la sede de la Defensoría Civil sobre calle Vicente López, entre Bolívar y Vélez Sarfield.

Durante una breve rueda de prensa, Cecilia Fernández y Casandra Muñoz del Campo -integrantes de el Frente Ni Una Menos Olavarría y Socorristas en Red, respectivamente-, contaron por qué eligieron ese lugar para manifestarse este 3 de junio.

"Decidimos hacer esta intervención, en este lugar porque simbólicamente -aunque ahora no hay nadie acá-, sabemos que funciona la Defensoria Civil y sabemos que funciona muy mal" arremetió Fernández. E incluso mencionó la vez anterior cuando hicieron una sentada frente a la sede de la Fiscalía en Moreno y Fal.

"Esta vez decidimos visibilizar otro organismo del Estado que creemos tiene muchas falencias"

"Esta vez decidimos visibilizar otro organismo del Estado que creemos tiene muchas falencias", y la mayor falencia "es la poca o nula atención" remató.

Sobre este segundo año de la pandemia que atraviesa la visibilización de la lucha feminista y hacerse oír en las calles con las multitudinarias marchas, Casandra remarcó que "el hecho que estemos en una emergencia sanitaria no implica que las violencias no estén sucediendo en nuestros hogares. Es por eso que nos parecía fundamental estar acá, porque es donde señalamos que no están presentes".

  • Una y otra vez remarcaron la ausencia del Estado, de "los Estados". "Y lo poco que le importan nuestras vidas" remarcó Del Campo.

A 6 años de aquel primer #NiUnaMenos las sensaciones son encontradas. Fernández contó que por un lado está "feliz. Feliz de las compañeras que tengo y sé que nunca nos vamos a soltar. Que nos tenemos entre nosotras. En eso nos encontramos recontra afianzadas. Incluso en una pandemia nos sentimos más unidas que nunca", y por el otro "sentimos que falta un montón porque nos siguen matando todos los días".

La feminización de la pobreza

Un punto interesante que marcaron tras la presentación, fue cómo creció -y crece- la violencia económica. Sostuvieron que "la feminización de la pobreza es algo que se recontra profundizó con la pandemia", y ejemplificaron con las mujeres que sostienen la toma de los terrenos del barrio Lourdes que "en su mayoría son ellas y sus niñes".

"No tienen trabajo,o es en negro y no pueden acceder a una vivienda. Todo lleva a que todo sea más difícil salir de las violencias" enumeró.

Sobre el final y consultadas respecto de la declaración en Emergencia de Género que rige sobre nuestra ciudad hace más de un año, apuntaron a conocer los destinos de los fondos asignados.

Porque dijo "es fácil colgar el cartel, perfecto. Pero donde está yendo a parar esa plata que esta destinada a erradicar la violencia". Y remataron "se contradice -el gobierno municipal- al declarar una emergencia y no hacer nada al respecto".