09.06 | Información General En 2012 se inauguró la última biblioteca popular en Olavarría

"Yo dejé mi huella, dejé una biblioteca"

Olga Rasposo habló de los libros, de "dar el ejemplo" y crear los hábitos de la lectura en los más chicos, y la historia de la Biblioteca Vecinal del barrio villa Floresta, "Don Helios Eseverri".

Milagros Pianciola / Facso

Las bibliotecas populares ofrecen una gran variedad de temáticas literarias y otras actividades como talleres, cursos, charlas, entre otras. Tienen el objetivo de generar un espacio cultural que se vincule con el barrio y distintas instituciones como escuelas y jardines.

  • La última biblioteca que se inauguró en Olavarría es la Biblioteca Popular Vecinal "Don Helios Eseverri", ubicada en Balcarce 3626, la cual abrió sus puertas formalmente el 28 de marzo del 2012. Este espacio surgió a partir de un gran trabajo colectivo de distintas personas que creyeron en la importancia de que se creara una biblioteca popular en el barrio Villa Floresta.

Olga Raposo, quien dedicó su vida a la docencia y a los libros, impulsó esta propuesta la cual surgió a partir de una promesa y un sueño que tenía desde su adolescencia. En ese momento formaba parte de un grupo folklórico a través del cual pretendían dejar una huella. "A partir de un espacio cultural que ya había en Olavarría en el barrio, nos preguntaron qué huella queríamos dejar y yo dije una biblioteca popular", expresó Olga. Cuando era adolescente le gustaba mucho leer, habitualmente leía libros que retiraba de una biblioteca que quedaba bastante lejos, de su barrio Villa Floresta, donde nació y vive actualmente.

Después de varios años de estudio, trabajo en la docencia, siempre vinculada con los libros, por ejemplo realizando la Feria del Libro, decidió cumplir su promesa. "Cuando voy a jubilarme hace 12 años mi hermano me dijo, 'ahora vos que estás jubilada tenes que cumplir una promesa que hiciste cuando eras adolescente y es la creación de la biblioteca'", recordó Olga Rasposo. La idea de formar una biblioteca popular en el barrio, en su barrio de toda la vida, la entusiasmó mucho. Fue un trabajo que requirió de ayuda de la comunidad, de tiempo y esfuerzo.

*QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE: "Los libros son la puerta de entrada al conocimiento".La palabra de dos personas que luchan por mantener vivas la llama de la lectura "en papel".

Su sueño de formar una biblioteca popular "coincide con la gestión de don Helios Eseverri, a quien yo tenía un trato bastante corriente por el tema de la Feria del Libro, entonces un día le digo que me va a tener que conseguir un espacio en el barrio para que pueda funcionar una biblioteca popular", explicó Olga. En ese momento todavía le faltaba conseguir mucho material, el cual tiempo después se recaudó a través de colectas y donaciones que hacía la comunidad.


Cuando logra conseguir un equipo de personas para llevar adelante el espacio y suficiente material, se da que la casa actual donde funciona la biblioteca había quedado a disposición de la Municipalidad por donación de su dueña que había fallecido. En ese momento "no vi mejor que plantarme ante el intendente con un grupo de mi gente para pedir esta casa, que por cierto estaba en estado muy descuidado, cuando me dieron las llaves de esta casa fue la felicidad total", expresó la bibliotecaria.

Conformar ese espacio en una biblioteca popular vecinal llevó mucho tiempo y esfuerzo, en su creación participaron varias personas que se dedicaron a realizar distintos trabajos. "Cuando fallece Helios Eseverri nosotros no habíamos podido inaugurar aún, asume su hijo José y teníamos que prepararnos para ya funcionar como biblioteca reconocida en la ciudad", manifestó Olga Rasposo. Todo se logró también a partir de las múltiples donaciones de libros y distintos elementos que hoy son parte de la biblioteca como mesas, sillas, estantes, muebles, entre otros. El acto inaugural fue el 28 de marzo del 2012, participaron muchas personas de la ciudad y todos los vecinos del barrio. Desde ese momento hasta hoy continúan trabajando, apostando a la lectura y a las bibliotecas populares.