10.06 | Información General La Chicho Térez

"Para poder avanzar hay que trabajar con las disidencias dentro de las instituciones"

Asegura que el desafío será generar articulaciones con distintas áreas e instituciones para atender las necesidades del colectivo trans travesti. Destacada personalidad en materia de diversidad, afirma que "hay que generar políticas públicas que sean dinámicas".

Julieta Portillo

[email protected]

Se define como verborrágica, una característica que deja en evidencia en su charla con EL POPULAR donde cuenta desde cómo desembarcó en el área de Diversidad de la Dirección de Políticas de Género municipal hasta la Ley Micaela y lo que representa la Ordenanza de Cupo Laboral Trans para el colectivo.

Entusiasmada y con un enorme desafío por delante, La Chicho Térez sentencia que éste es un gran paso y que "no se trata solamente de elevar una nota desde el Municipio, sino de tener conciencia plena con las identidades con las cuales estoy trabajando".

Destacada personalidad en el ámbito local en materia de diversidad, no sólo en el plano de la militancia social sino con amplio recorrido artístico y cultural, remarca que "para poder avanzar hay que trabajar con las disidencias adentro de las instituciones y asegura que su desafío será generar articulaciones con distintas áreas para atender las necesidades del colectivo trans travesti.

Lejos de bajarse de los tacos y desprenderse de su peluca, el arte seguirá siendo su cable a tierra. Será desde su nuevo rol que se planteará el objetivo de "mezclar todo lo que pueda desprenderse desde al área de Diversidad con lo cultural y artístico porque es ahí donde se encuentran las disidencias. Esto me permite combinar ambas cosas".

El desembarco de La Chicho Térez al área de Diversidad se oficializó esta semana, pero las gestiones comenzaron a principios de marzo. Su incorporación, "responde a una necesidad de fortalecer el área mencionada, en vistas a planificar líneas de acción en materia de diversidad, a nivel promoción, capacitación, y despliegue de estrategias territoriales, de la mano de la Mesa Intersectorial de Diversidad con la que ya se viene trabajando sostenidamente", decía el comunicado oficial.

La contratación se enmarca en la decisión política de cumplir con la Ordenanza de Cupo Laboral Trans que establece como mínimo, que se ocupe al 1% del plantel municipal total con integrantes del colectivo, y es el puntapié inicial para seguir avanzado en estrategias de acción a nivel interno e interinstitucional".

La decisión "tiene que ver con el compromiso de la Dirección de Políticas de Género de garantizar los derechos de las personas del colectivo, que históricamente han sufrido la vulneración de sus derechos fundamentales, y el acceso a espacios de trabajo formal es uno de ellos", sostenía la Directora del organismo, Florencia Juárez.

El trabajo de articulación

La principal tarea que sumirá será la de optimizar la atención y el acompañamiento hacia el colectivo trans travesti mediante la conformación de equipos de trabajo que puedan acompañar y contener de manera integral sus demandas y necesidades, no sólo en términos de abordaje de problemáticas, sino en prácticas de la cotidianidad que les dificultan el acceso al mercado laboral o a otros derechos (carga burocrática, gestión administrativa, etc.), y de esta manera, facilitarles el camino en el circuito de atención estatal.

"Tengo un montón de objetivos, pero esto me va a permitir poder acceder y articular con otras áreas de la Dirección y con otras organizaciones que aborden temáticas sobre disidencias", explica.

Y cuenta que "en los debates y discusiones constructivas que se han hecho dentro del colectivo siempre hablábamos de qué pasaba con las  instituciones y la comunidad trans y de cuántas veces nos hemos visto expulsadas. Es un trabajo arduo el que tenemos que hacer para lograr una articulación plena y que las instituciones se pongan a disposición, que les haga el click de que somos parte de la sociedad".

En este sentido, dice que todavía falta mucho pero que "se están dando unos pasos increíbles. Hoy estar en este área me permite generar esas articulaciones cuando las disidencias lo necesiten. Es necesario que estén abiertos a conformar un equipo dentro del área de Diversidad que permita desarrollar ese trabajo de articulación".

En ese camino, la Ordenanza que establece como mínimo que se ocupe al 1% del plantel municipal total con integrantes del colectivo, es el puntapié inicial para seguir avanzado en estrategias de acción a nivel interno e interinstitucional. "Si mi rol como referenta del área de diversidad puede contribuir con la disidencia, mi trabajo está cumplido. Hay que generar políticas públicas que sean dinámicas y que  actúen".

Políticas públicas

Cuando le llegó la propuesta "me encontraba en un momento de nula estabilidad económica, es tremendo no poder tener el mango para llegar a fin de mes y cómo les afecta esto a las personas trans, travestis y a la comunidad disidente. Por eso estamos tan metidas en esto del cupo trans municipal. Hoy me toca ser una de esas identidades del colectivo incorporadas en esta iniciativa, coordinando y representando el área de Diversidad que es muy nueva y que estuvo dependiendo de otra área. Ahora estamos trabajando con Florencia (Juárez) específicamente para conformar el espacio y presentarlo como un área específica de la Dirección".

La Chicho confiesa no fue necesario pensar demasiado la oferta. "Solamente tuve un día porque eso implicaba involucrarse de lleno en cuestiones del Estado. Es un puesto que demanda constante actividad y tenés que estar predispueste para llevarlo a cabo. Fue decir que sí a un gran desafío".

En el camino, "me encontré con un montón de burocracia, fue ir de una oficina a la otra y a la otra, presentar papeles y demás. Demandó dos meses  de entablar relación con las oficinas que me llevaron a tener dos meses de inestabilidad económica, en vez de permitirme despejar la cabeza y pensar tranquila lo que iba a ser mi trabajo. Veía que los papeles no llegaban, las credenciales no llegaban, hasta que llegaron".

Ahora segura que "acá hay un trabajo colectivo hermoso que aún no he descubierto por completo". Y destaca que "es esencial articular con todas las áreas de la Dirección. Lo primero que manifesté es analizar qué pasa cuando una compañera trans o un compañero travesti se acerca a una oficina, qué trato recibe. a mí no me costó tanto porque mi apariencia es masculina y sabemos que lo masculino hoy sigue teniendo fuerza en la sociedad, pero es necesario generar equipos que contengan ese proceso burocrático, crear equipos de contención, de información y de formación".

Así, "creo que todas las personas que que atienden tienen que pasar por una capacitación en la Ley Micaela, pero eso se hace con las disidencias adentro. Por eso lo ideal sería que en todos los lugares haya disidencias. En el Municipio hay que cumplir con el cupo, pero eso no es solamente elevar una nota, sino tener una conciencia plena con las identidades con las cuales estoy trabajando. La Ley Micaela no es llenar una planilla sino ver cómo estar avanzando en políticas públicas y es ahí donde hay un arduo trabajo".

Con otra fuerza

"La ocupación de un cupo habla desde la empatía e invita a una vida más plena y más cómoda donde podamos atravesar dolencias, pero acompañades en círculos más amigables", sintetiza La Chicho Térez. 

Y expone que "la sociedad ha cambiado y las disidencias tomaron otra fuerza para mostrarse. El anhelo es que todas la cabezas se puedan abrir, que se incluyan más términos nuevos que ayudan a presentarse en esta sociedad también nueva. Pensamos cosas que antes no se pensaban. Es un trabajo difícil  como sociedad, pero va a llegar a buen puerto y ojalá lo disfruten quienes hoy son niñez".

En definitiva, "¿de qué hablamos cuando hablamos de diversidad o de disidencia? Decir que la discriminación no existen no es real. En las escuelas, en las oficinas, en las familias... No podemos decir que la discriminación no existe cuando a mi no me toca. Es sumamente dolorosos eso y nos lleva a pensar dentro del colectivo en cuántas veces nos hemos comportado de esa forma. Ahora el sistema educativo tiene la ardua tarea de implementar la ESI (Educación Sexual Integral), que desde la niñez se naturalicen estos nuevos términos. Es un recorrido de las nuevas generaciones, teniendo como ejemplo el gran recorrido y arduo trabajo de las generaciones anteriores a la nuestra. Nosotras venimos con un gran colectivo de travestis, trabas y disidencias que estamos pensando qué dejarle a lo más chicos y eso es porque alguien pensó antes en qué dejarnos a nosotros".

Así, "el día que tenga que dejar este lugar en la oficina y en la Dirección de Políticas de Género tengo el anhelo de haber ayudado en algo y creo que mi recorrido habla de lo que puedo lograr", plantea.

Integrante del grupo "Visibilidrag" en donde trabaja con el arte Drag, asegura que "jamás voy a bajarme de los tacos o a desprenderme de mis pelucas porque estamos haciendo un trabajo hermoso. Entre planillas y computadora el arte será mi bajada a tierra. Quiero articular esto con las expresiones artísticas porque el recorrido artístico me ha puesto donde estoy".