11.06 | Información General 

Coopeletric entregó una bandera argentina a vecinos de San Vicente

Coopelectric hizo entrega de una bandera Argentina a los vecinos del barrio San Vicente que se organizaron para que la plaza del barrio cuente con la insignia patria flameando a partir del 20 de junio, fecha en que se celebra el Día de la Bandera en conmemoración a su creador.

Precisamente, el encuentro tuvo lugar en la Plaza Juan Manuel Belgrano ubicada entre las calles Azopardo, Buchardo, Rivadavia y Moreno; en donde estuvieron presentes el integrante del Consejo de Administración de Coopelectric José Morán, el vecino Ricardo Eiriz y el padre Estanislao Fariña de la parroquia San Vicente de Paul.

La iniciativa de los vecinos no sólo consistió en gestionar la adquisición de la Bandera, sino también en recuperar el mástil, confeccionar un mueble para la guarda del Pabellón y establecer una metodología para izar y arriar la Bandera de forma inclusiva y comunitaria.

En tal sentido, Ricardo Eiriz señaló "que la bandera esté flameando los 365 días del año es un sueño de todos nosotros, de los vecinos, de los comerciantes, de los establecimientos educativos del barrio, de la gente de a pie".

Para ello también cuentan con la colaboración de la Municipalidad de Olavarría, de la Asociación de Bomberos Voluntarios y de empresas locales que llevarán a cabo las tareas de pintura, el arreglo de la driza y el acondicionamiento necesario para concretar este anhelo.

Como representante de la Cooperativa el Sr. José Morán manifestó "el Consejo de Administración felicita y acompaña la iniciativa que han tenido los vecinos, realmente es para destacar el trabajo asociativo que realizan para poder poner en valor nuestra insignia nacional".

El proyecto también es acompañado por la Asociación Cultural Belgraniana, cuyo objetivo es promover y difundir el pensamiento y el legado de Manuel Belgrano. En vinculación con ello, el padre Estanislao Fariña subrayó el aporte educativo de esta acción, ya que los estudiantes del Instituto Privado José Manuel Estrada y de la Escuela Primaria Nº 51 "Pedro Goyena" podrán izar la Bandera, reivindicar los símbolos nacionales, reflexionar sobre la identidad, las raíces y la historia de nuestro país.

Sobre la organización para izar la Bandera a diario, se establecerá un sistema voluntario para que quienes deseen participar puedan retirar la Bandera de la Parroquia San Vicente dando inicio a la actividad de izamiento y del mismo modo, al finalizar la tarde, practicar el movimiento con el arrío del Pabellón Nacional para ser depositado nuevamente en el sector asignado de la Parroquia. "La idea es que cualquier vecino de Olavarría, no sólo del barrio San Vicente, pueda izar la bandera Argentina compartiendo un momento único e irrepetible con sus hijos, sus nietos, su familia o amigos por eso están todos invitados a sumarse", agregó Eiriz.

Datos históricos

Al mismo tiempo, el vecino Ricardo Eiriz aportó datos salientes sobre la historia de la Plaza, su mástil y la inauguración de su monumento: "En junio de 1953, el Consejo de Administración de la Cooperativa Agraria Ltda. de Olavarría, en su reunión celebrada el 2 del corriente resolvió por unanimidad ofrecer en donación una manzana de tierra de su propiedad, conocida por ex Antista, (...) para la instalación de la plaza pública Manuel Belgrano".

Pasaron algunos años y con el transcurrir de la década del '60 la Plaza se fue transformando con algunas obras de urbanización y diseño. En 1967, en el marco del centenario de la fundación de Olavarría, la agrupación de hinojenses radicados en la ciudad dotó a este espacio de su correspondiente mástil.

El broche de oro llegó el 25 de noviembre de 1974, cuando fue inaugurado el monumento al prócer como parte de los festejos por el 107° Aniversario de Olavarría. Esta iniciativa fue impulsada por una comisión pro monumento presidida por Alfonso Aramburu y el mismo es obra del escultor Pablo Hannemann.

"El predio es bello, lo tenemos que cuidar y disfrutar. Lo único que nos queda es izar nuestra Bandera, invitamos a toda la población a que se sume a este proyecto, la recompensa es muy alta: no tiene techo", concluyó Eiriz.