12.06 | Policiales La audiencia se llevó adelante ante la fiscal María Paula Serrano el pasado jueves

Parque Sur: el detenido declaró por cerca de dos horas y negó haber atacado a la víctima

El acusado de 47 años decidió brindar su testimonio, en el que rechazó haber estado en este sector de la ciudad cuando fue golpeada una joven a mediados del mes pasado. Acusó además que fue vinculado a este robo por el hombre al que le secuestraron el celular de la víctima.


Tal como estaba programado, el jueves último Eduardo Luna fue trasladado desde la Unidad 2 de Sierra Chica hasta la sede del Poder Judicial, para dar su versión de los hechos y declarar sobre el episodio que ocurrió el 16 de mayo por la noche y por el que quedó detenido. El hombre de 47 años negó haber estado en el Parque Sur cuando sucedió el ataque a la mujer que fue golpeada con un martillo, y planteó que fue vinculado a este delito por otra persona, que fue también investigada como presunta autora del robo.

La audiencia ante la fiscal María Paula Serrano, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4, se concretó por el transcurso de cerca de dos horas, y se realizó en el marco de lo que establece el Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires. En el artículo 317 se refiere que "el imputado podrá declarar cuantas veces quiera, siempre que su declaración sea pertinente".

Si bien en la instancia en la que Luna fue imputado por el delito de "tentativa de homicidio agravado criminis causa" y "robo con arma impropia" hizo uso del beneficio de no prestar declaración, el jueves pasado sí ofreció su versión sobre lo que ocurrió en el cierre de la tarde del domingo 16 de mayo. Ese día una joven de 27 años fue atacada violentamente por un hombre que la golpeó con un martillo y le robó diversas pertenencias.

Fuentes vinculadas con la investigación indicaron que en la audiencia ante la fiscal Serrano, Luna "negó la participación" en este asalto, y específicamente rechazó haber estado en ese lugar, y si bien insistió en que no participó en el mismo, días antes de su detención fue reconocido por la víctima.

Asimismo, el hombre de 47 años extendió su declaración acerca de las circunstancias por las que fue vinculado al robo. Se dejó saber que Luna, quien estuvo acompañado por el doctor Marcelo Fuche, aclaró que quien lo inculpó en este delito fue un joven de 32 años a quien le secuestraron el teléfono celular de la víctima, dos días después de que la mujer fue golpeada y atacada. Esa persona fue aprehendida el martes posterior al asalto en el barrio Coronel Dorrego, y permaneció detenido en la comisaría Segunda hasta el viernes siguiente, cuando la Fiscalía resolvió su libertad y solicitó la detención de Luna.

Este último en las declaraciones del jueves pasado además refirió que tendría una disputa con el primero de los aprehendidos por la tenencia de una vivienda, situación que habría llevado a que fuera vinculado al ataque. Desde los primeros momentos de la captura del hombre de 32 años, a través de las redes sociales sus familiares realizaron publicaciones en las que desmentían que haya sido el autor del robo, y además aseguraron que el delincuente era Luna.