12.06 | Información General 

Según el Municipio, se asisten a más de 5 mil familias a causa de la pandemia y la cuarentena

Se entregan bolsas de alimentos, ropa, frazadas, colchones, leña, garrafas y hasta se pagan alquileres. se heredaron 1500 familias pero las condiciones del año anterior profundizó la crisis de gente que estaban en situación de vulnerabilidad. Hay demandas permanentes y espontáneas.

Cacho Fernández

[email protected]

Hoy por hoy, la situación social olavarriense no dista de la de muchas ciudades castigadas por la pandemia y por las cuarentenas eternas del año pasado.

Esto ha generado mucha pobreza y carencias, y son los Estados municipales los que han tenido que salir a cubrirlas. El Municipio ha ido ayudando a varias familias que demandan recursos que no pueden conseguir por sus propios medios. Es así que actualmente, como explicó el secretario de Desarrollo Social, Diego Robbiani, "hay familias en los que ningún integrante de la pareja puede trabajar o alguno de ellos y eso hace que esa familia entre en crisis rápidamente".

De esa manera, el Estado municipal les acerca "alimentos, ropa, zapatillas, colchones, frazadas a unas 5.800 familias olavarrienses, ya sea directa o indirectamente".

La pandemia y la cuarentena ha agravado la situación de unas mil quinientas que ya venían con problemas desde la gestión de José Eseverri, dijo Robbiani, y se sumaron todas las demás durante el año anterior. 

Según el titular de Desarrollo Social, se atiende hoy a más de tres mil familias directamente con alimentos y ropa, como también se asiste a otros dos mil a través de comedores, merenderos, con leña, garrafas y demás.

Añadió que también se está colaborando con los empleados gastronómicos, incluidos los del Bingo, artesanos, emprendedores, unión de clubes y demás. "Pero a lo que heredamos, la situación se ha ido agravando fundamentalmente el año anterior", dijo Robbiani.

Crisis, demandas y asistencias

De acuerdo con Robbiani, las que reciben ayuda son familias que no pueden soportar la situación económica que se está viviendo en general, que no tienen trabajo o que se les ha achicado sus ingresos.

Hay familias en las que ambos conyuges han perdido el trabajo aunque con que lo pierda uno ya bastaría para estar en situación de crisis, pero es notable el cambio que han tenido. "Les entregamos todo tipo de ayuda, desde alimentos secos hasta zapatillas, frazadas, colchones, garrafas, leña, y lo más preocupante es que la situación tampoco mejora y van empeorando su situación. La demanda es cada vez mayor", completó.

También dijo que se están asistiendo comedores, merenderos, con alimentos secos porque no se les puede entregar ni carne ni verduras. "La gente se comunica con Desarrollo Social a un número fijo y de inmediato se los asiste. Esto es así desde hace muchos años pero la situación se agravó notablemente el año pasado con la pandemia y la cuarentena prolongada que se determinó desde el gobierno nacional".

"Obviamente, muchas de ellas se heredaron porque vienen de generación en generación con problemas de vulnerabilidad. Las fuimos sosteniendo pero la cuarentena del año pasado a raiz de la pandemia profundizó la crisis", dijo, aunque aclaró que también había incrementado el número de familias en esa situación.

Advirtió que además "se asisten a los trabajadores gastronómicos, a los del Bingo, a la unión de clubes que estuvieron afectados por la cuarentena durante todo el año pasado con bolsas de alimentos que suman unas 998, a los hoteleros, a todos ellos con fideos, arroz, yerba, azúcar, galletitas, aceite, y unas 14 bolsas a los artesanos y emprendedores que están registrados. Las bolsas, en un total de 5.500 se entregan en los servicios territoriales".

El padrón original arrancó con unas 1.500 familias y hoy son 5.500 bolsas las que se entregan. "También aportamos a comedores y merenderos, pero además les entregamos a varias familias leña, garrafas, terrenos, les pagamos los alquileres, y las tomas de tierras las hemos ido resolviendo con la Provincia. En general, los temas habitacionales son por demanda algunas espontáneas, pero debo aclarar que la solución es a largo plazo porque el problema es importante y no se puede resolver de un día para otro. Pero en general estamos ante una situación de crisis en general producto de la realidad económica, la pandemia y la cuarentena que ha dejado sin trabajo o con reducción de horarios a mucha gente. Pero vamos respondiendo a todas las demandas que se van generando", dijo Diego Robbiani, secretario de Desarrollo Social.