13.06 | La Madrid Entrevista

"Esta designación representa mucho compromiso para mí"

Betina Bernardelli fue designada como vicedecana de la Facultad de Ciencias de la Salud en la Unicén que tiene su sede en la ciudad de Olavarría.

La licenciada en Enfermería acompañará al doctor Héctor Trebucq al frente de la casa de altos estudios, quienes fueron elegidos durante una reunión especial del Consejo Académico de esa casa de altos estudios y asumieron el cargo por los próximo cuatro años.

El binomio Trebucq - Bernardelli fue electo unánimemente por los claustros de docentes, estudiantes, graduados y no docente, respectivamente.

La profesional lamatritense destacó que por primera vez en la historia de la Facultad se elige a una mujer como videdecana y a la vez es la primera ocasión que una representante de la Licenciatura está en el órgano rector de la Facultad.

"Cuando me lo propusieron lo tomé bien, porque históricamente estos cargos son ocupados por médicos", indicó.

"Es una mezcla de emociones. Esta designación representa mucho compromiso para mí, porque además se logra la equidad de género en los cargos y porque hacía mucho tiempo que Enfermería pedía un espacio en los lugares de gestión en la Facultad de Ciencias de la Salud.", apuntó.

"Tenemos una visión de inclusión y articulación tanto de Medicina como de la Licenciatura en Enfermería. Vamos a trabajar para que los profesionales se conciban como parte de un equipo. Mi misión es gestionar, conducir planificar todas las cuestiones que tienen que ver con lo institucional", señaló Betina Bernardelli como las metas a cumplir en su función.

Profesionales comprometidos I

Estudiantes de La Madrid han elegido la Facultad de Ciencias de la Salud de Olavarría para completar sus estudios universitarios. Gracias a un convenio de extensión varios de ellos están realizando trabajos en el Hospital "Dr. Mariano Etchegaray".

"Es parte de la descentralización de las prácticas. Ellos cursan los espacios teóricos de manera virtual por el contexto de pandemia y su trayecto de formación práctica lo realizan, en este caso en La Madrid aunque también se hacen con instituciones de salud de otros municipios, y así puedan completar sus estudios", detalló.

Marcó además que estas experiencias les permiten a los estudiantes a "motivarse porque vuelven a su lugar de pertenencia, tienen mayor contención y están en un contexto para poder aplicar la profesión que eligieron".

Que hayan realizado parte de esa formación en el contexto de la pandemia, para la licenciada Bernardelli "les sirvió para reafirmar su vocación".

"A ellos les tocó asumir un rol importante en distintas facetas: estar en los controles de vigilancia epidemiológica, trabajar en los centros de seguimiento, trabajar en los mismos hospitales y en los centros de vacunación contra el Covid-19", ponderó. "Una de las misiones de la Facultad es formar profesionales comprometidos con la realidad y en este contexto extraordinario y duro les trajo la posibilidad de responder a las necesidades de la sociedad", valoró luego.

Profesionales comprometidos II

Bettina Bernardelli siempre se vinculó al área sanitaria, de hecho cuando concluyó sus estudios secundarios ingresó a trabajar como auxiliar de Laboratorio en La Madrid. Más tarde se formó como profesional en la antigua Escuela Superior de Ciencias de la Salud (hoy Facultad) de Olavarría. Se capacitó en distintos espacios y en diversos puntos del país, ganando una gran experiencia en la investigación.

"Comencé como docente ad honórem en la Licenciatura mientras tanto trabajaba en La Madrid", repasó, y contó que continuó formándose en metodología de la investigación científica, participando en la investigación y bioética.

"Dejé el trabajo de enfermera y me dediqué a la docencia", sintetizó. Sin embargo con la pandemia volvió a las tareas asistenciales.

"Cuando se produjo el pico de la pandemia había déficit de enfermeros y retomé las guardias en el Hospital de Olavarría; más allá de la ley de ejercicio profesional y los códigos de ética, que nos dicen que tenemos que responder ante ciertas situaciones, lo que me marcó es la asistencia... en la atención uno tiene una retribución del paciente que te necesita", recalcó.

"Esta es una profesión hermosa, humanista, y en este tiempo tiene sólidos fundamentos científicos por eso la carrera tiene una duración de cinco años. Se cursan materias como antropología, sociología, ética, investigación. Se necesitan profesionales científico acompañado desde lo ético humanístico", concluyó Betina Bernardelli.