17.06 | Información General 

El crédito para motos del Banco Nación no tuvo impulso en Olavarría

Se lanzó en el 2020 con la intención de reactivar el sector en medio de la pandemia y se relanzó ahora. Sin embargo, en la práctica su implementación no es sencilla, por lo menos "en las ciudades del interior", dijeron desde concesionarias locales.

El programa de crédito para motos del Banco Nación pasó prácticamente desapercibido en nuestra ciudad. "Mi Moto" permite adquirir una unidad cero kilómetro de hasta 250 mil pesos a pagar en cuatro años, pero en la práctica no resulta tan sencillo de implementar, según confiaron a EL POPULAR propietarios de dos concesionarias locales.

La propuesta se lanzó el año pasado con la intención de reactivar el sector en medio de la pandemia y se relanzó ahora extendiendo el monto crediticio. La iniciativa, además, ofrece una tasa bonificada para clientes y no clientes de la entidad bancaria.

Aunque la noticia fue celebrada en un primer momento, el año pasado, en apenas tres días la propuesta generó incertidumbre y muchas dudas, pues lo cupos que fijan un máximo se habían agotado en solo tres días.

"Mi Moto" va por su edición número seis y no ha logrado posicionarse a nivel local. Desde Motovarría, Federico Merlos contó que desde el primer momento "la propuesta fue muy poco práctica" y que al cliente en definitiva le conviene comprar bajo otras alternativas como el Ahora 12 o Ahora 18.

Por otra parte, planteó que "la gente paga una moto en cuatro años que es un montón de tiempo" y con una tasa que "tampoco es atractiva". Pero además se sumaba otro problema que es que "no había cupos, se agotaban enseguida".

En la misma línea se ubicó Martín González, dueño de 185 Motos-ATV al decir que el programa del Banco Nación "no tomó impulso prácticamente en ningún lugar del país", exceptuando las grandes ciudades.

La principal traba es que "se trata de una compra específica", es decir, ya están los modelos determinados y hay que elegir entre ellos. Pero "el problema es que de los modelos que tenés nos entregan dos motos, no hay entregas". A esto se suma que "los precios de los créditos estaban congelados, no se actualizaban en relación a la lista de precios".

Los precios de los créditos estaban congelados, no se actualizaban en relación a la lista de precios"

El mercado

El plan del Gobierno nacional lanzado en el 2020 esperaba incrementar la ventas de los modelos incluidos en un 20%, con 5.500 motos que se vendieran por mes, tal el cupo que se fijó en base al stock que podían garantizar las teminales.

Los créditos se ofrecen a tasa del 28,5% para quienes acrediten su sueldo en el Banco Nación y del 37,5% para quienes no lo hagan.

Beta, TVS, Corven, Bajaj, Brava, Keller, Gillera, Honda, Mondial, Kymco, Motomel, Keeway, Benelli, Guerrero, Okinoi y Zanella, son algunas de las marcas de motos que se pueden adquirir con estos créditos; aunque tampoco resulta sencillo.

"Es una compra específica de una moto puntual. No es que el Banco te presta el dinero y lo que pasó es que parte de los modelos de las marcas no hacían entregas. Por ahí nos entregaban dos motos", expuso Martín González.

Y agregó que "eran motos de hasta 200 mil pesos cuando el programa se lanzó y en ese entonces había tres modelos afectados a este crédito. Una empresa tenía tres modelos y otra tenía dos". Además, el crédito "tiene un monto máximo y era de bajo valor", incluso contó que había dos modelos en su local que superaban el valor del monto. "Así era impracticable".

En el mismo sentido se refirió Federico Merlos al exponer que "la concesionaria se tenía que adherir al programa y te decían a qué precio lo tenías que vender. Entonces cuando la moto sufría un incremento que hoy en día se ubica entre el 5 y 10 por ciento todos los meses, terminamos perdiendo los concesionarios".

En cuanto a la situación del mercado, sostuvieron que la venta se ubica en un 30 o 35 por ciento respecto de aquellos niveles de pre-pandemia. "Hoy la gente usa la tarjeta de crédito para comprar comida, por lo que poder acceder a una moto es muy difícil para muchos", sentenció Martín González.

A lo que se apunta "es a la moto chica", afirmó Federico Merlos. Y la demanda llega a la concesionaria porque "la gente ya no puede llegar al auto. Son motos de 100 ó 150 mil pesos".

Por su parte, "los fabricantes no tienen muchas opciones de trabajo. Gilera o Motomel tienen 10 modelos porque no les ingresa mercadería. Acá es todo importado, lo que se hace en Argentina es el ensamble".

Así, lo que mueve el mercado es "la gente que necesita moverse barato. La gama alta representa un 3%, el resto del mercado son las motos chicas".