20.06 | Policiales Fueron alojados en Sierra Chica

Preventiva para los detenidos por un violento robo donde resultó baleado un ladrón

Los delincuentes robaron dinero en efectivo que fue recuperado cuando aprehendieron a uno de los acusados en el parque Eva Perón. Una de las víctimas, un adolescente, disparó con una escopeta contra uno de los atacantes y lo hirió en el rostro.

El Juzgado de Garantías Nº 1 de Olavarría resolvió la conversión de detención en prisión preventiva para los dos hombres acusados de haber asaltado violentamente a una mujer y su hijo en un domicilio del barrio Pueblo Nuevo a mediados del mes pasado. A través de esta medida la jueza Fabiana San Román avaló las tareas realizadas desde la Fiscalía 4 y tornó más compleja la situación procesal de las personas imputadas.

Días atrás la jueza San Román dictó la prisión preventiva para Diego Fernando Ibarra y Pablo Díaz, quienes fueron aprehendidos el domingo 16 de mayo minutos después de que ingresaran a robar a mano armada en una vivienda de Alvaro Barros al 1500. Dos semanas más tarde, Ibarra fue trasladado desde la comisaría Primera de Olavarría a la Unidad Penal Nº 2; en tanto que su cómplice, de 45 años, quedó alojado en la Unidad 38, ambas del Complejo Penitenciario de Sierra Chica.

A partir de la resolución del Juzgado de Garantías Nº 1 Ibarra y Díaz permanecerán detenidos en estas cárceles mientras avanza la investigación y el proceso que encabeza la fiscal María Paula Serrano, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 de Olavarría. Esta situación continuará de manera inicial hasta el inicio del juicio por este asalto.

Pocos días después del robo en la vivienda de Alvaro Barros entre Piedras y avenida Ituzaingó la fiscal Serrano imputó a Diego Fernando Ibarra por ser el presunto autor de los siguientes delitos: "robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por escalamiento", "portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización legal" y "coacción agravada por el uso de armas".

El delincuente fue acusado por una de las víctimas de haberla amenazado de muerte con un arma de fuego, que ese mismo día fue secuestrada, con el propósito de que les entregara una suma de dinero que tenían guardado en el domicilio. Este violento episodio ocurrió en el patio del domicilio, donde Ibarra amenazó a una mujer. Al interior de la vivienda ingresó Díaz, quien se encontró con un adolescente de 16 años que le efectuó un disparo con una escopeta.

Esta situación hizo que, luego de que Ibarra huyera, Díaz fuera asistido por médicos del Hospital Municipal producto de las graves heridas que le provocaron los proyectiles a la altura del rostro. El delincuente de 45 años estuvo internado por alrededor de dos semanas, y a principios de junio tuvo el alta médica. Antes de que fuera trasladado desde la comisaría Primera hasta la Unidad 38, se realizó la audiencia en los términos del artículo 308 del Código Procesal Penal en la que fue imputado por el delito de "robo doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por escalamiento".

El asalto

El violento robo por el que quedaron detenidos Ibarra y Díaz sucedió alrededor de las 14 del 16 de mayo. Las víctimas, una mujer y su hijo de 16 años, fueron sorprendidos por los ladrones que ingresaron por el patio, luego de que escalaran paredones de viviendas vecinas.

"No me mates. Soy una mina buena que laburo hace 30 años para criar a mi hijo", fue algunas de las expresiones que la víctima refirió que le dijo a Ibarra mientras este la apuntaba con un arma de fuego mientras le pedía dinero. Luego de que Díaz fuera baleado, Ibarra escapó en dirección al barrio Alberdi con una suma de dinero cercana a los 30 mil pesos.

El delincuente, que cuenta con antecedentes penales, fue capturado por agentes del Comando de Patrullas Olavarría en la intersección de Necochea y Junín, cuando huía a pie. En su poder secuestraron el dinero robado y marihuana.

Diversas tareas realizadas por agentes del CPO y la comisaría Primera permitieron dar con el revólver que usó para cometer el robo, que había dejado escondido en el acceso a un complejo de departamentos ubicado en Sargento Cabral y Tacuarí.