27.06 | Policiales 

Parque Sur: preventiva para el acusado de asaltar violentamente a una mujer

La víctima de 27 años difundió lo sucedido a través de las redes sociales, en las que mostró las heridas que le provocó el asaltante con un martillo. En primera instancia fue acusado un joven pero días más tarde capturaron a quien sería el verdadero ladrón.

El Juzgado de Garantías Nº 1 de Olavarría dictó la conversión de detención en prisión preventiva para un hombre de 47 años, quien cuenta con importantes antecedentes penales y fue acusado del violento robo del que fue víctima una joven a mediados de mayo en el Parque Sur. El delincuente había recuperado la libertad en abril último, y ahora permanece alojado en la Unidad Penal Nº 2 de Sierra Chica.

En el transcurso de los últimos días la jueza de Garantías Fabiana San Román resolvió la prisión preventiva para Eduardo Luna, conocido como "Coto", quien fue imputado por los delitos de "tentativa de homicidio agravado criminis causa" y "robo con arma impropia". La solicitud fue realizada por la fiscal María Paula Serrano, quien entendió que Luna atacó, hirió e intentó ahorcar a la víctima con el propósito de robarle sus pertenencias. En línea con la declaración de la joven de 27 años, en la agresión utilizó un martillo, que hasta el momento no fue encontrado por los investigadores.

El delincuente fue detenido el 26 de mayo, diez días después del asalto en Parque Sur, en las inmediaciones de Grimaldi Bis y Guisasola por parte de agentes de la Subdelegación Departamental de Investigaciones Olavarría, y esa misma semana fue trasladado a la Unidad 2, donde continuará alojado mientras continúa el proceso en su contra.

Si bien en la audiencia ante la titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 4 hizo uso del derecho a no brindar testimonio, quince días atrás se realizó una nueva audiencia luego de que Luna solicitara declarar. En esa oportunidad el hombre de 47 años negó haber estado en el Parque Sur en el cierre de la tarde del domingo 16 de mayo, cuando sucedió el ataque del que fue víctima Mayra.

En dicha ocasión, en la que estuvo presente junto a su abogado particular, el doctor Marcelo Fuche, Luna refirió que fue vinculado al violento asalto por otra persona, que resultó ser el primer imputado por este delito, pero quien días más tarde recuperó la libertad. Alegó en este contexto que lo responsabilizaron de este ataque por un conflicto que tendría con esa persona en el marco de la tenencia de una vivienda.

Las sospechas de que Luna había participado en el asalto surgieron desde las primeras horas de la investigación, luego de que la víctima radicara la denuncia en la comisaría Primera. Sin embargo, en dicha instancia también se presumió que el autor había sido el joven de 32 años que fue aprehendido en el barrio Facundo Quiroga II, vivienda en la que secuestraron el teléfono celular de Mayra.

Luego de que se hicieran esos allanamientos en la noche del martes 18, los familiares del hombre de 32 años difundieron a través de las redes sociales que esta persona era inocente, y que el verdadero ladrón era Luna. Al día siguiente se realizó una rueda de reconocimiento donde la víctima indicó que el autor había sido el joven capturado en el barrio Facundo Quiroga II. Sin embargo, pocas horas más tarde se pautó otra rueda a la que Luna fue citado, pero no concurrió.

El delincuente de 47 años fue finalmente reconocido por la víctima mediante una rueda fotográfica, luego de la joven negara que el primero de los aprehendidos sea el autor del asalto donde fue golpeada y ahorcada. A la semana siguiente se logró capturar a Luna, y a pesar de su declaración en la que negó su participación en el robo, tanto la fiscal Serrano como la jueza San Román entendieron que existen elementos de prueba suficiente para sostener que fue el verdadero autor del asalto en el Parque Sur.

Al día siguiente del robo, Mayra difundió públicamente fotografías en las que se mostraban las heridas que tenía en el rostro, los brazos y el cuello. En el posteo que se replicó a través de distintas redes alertó que el agresor la había ahorcado y golpeado hasta "casi perder el conocimiento". "Me atacó un tipo con un martillo a menos de 100 metros de avenida Avellaneda, no tenía intención de robarme, sino de violarme y luego de matarme", expuso.