10.07 | Política Paritarias municipales

El gremio convoca a una asamblea ampliada y amenaza con medidas de acción directa

La convocatoria es para el martes a las 10 en el playón de Estacionamiento del Hospital. Insistirán con menores plazos para cobrar el aumento del 43,5 por ciento. El gremio quiere que se cobre la mayor parte hasta diciembre. Reclaman incluir los importes pagos sin aportes de las guardias médicas.

Cacho Fernández

[email protected]

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STMO) José Stuppia, confirmó ayer que "las paritarias no se han cerrado y ahora estamos  convocando a una gran asamblea para le martes a las 10 en el playón de estacionamiento del Hospital Municipal de Olavarría para decidir qué hacer".

El objetivo de hacerlo de ese modo y de generar una mayor participación de los delegados en las negociaciones es la "de darle a la paritaria mayor transparencia", dijo.

Luego de la última oferta presentada por el Municipio, la comisión directiva del STMO (Sindicato de Trabajadores Municipales de Olavarría) la evaluó con la comisión directiva del gremio y el cuerpo de unos 70 delegados, y decidieron hacer una presentación formal para acortar los plazos de pago del aumento.

El Ejecutivo Municipal se había estirado un poco y subió unos tres puntos la oferta anterior. El gremio pedía un 48 por ciento de aumento y con menos plazos, mientras la Municipalidad subió la suya de un 40 a un 43,5 por ciento. Lo que resta ahora es acordar las cuotas con las que se aplicaría dicho aumento, si es que se ponen de acuerdo.

José Stuppia hizo un repaso del proceso paritario desde que comenzó, con una primera oferta municipal de un 23 por ciento, luego se pasó a algo más que un 30 por ciento, luego por un 40 y ahora se van a sentar con una propuesta de un 43,5 por ciento. Es decir, el gremio logró subir la apuesta del Ejecutivo en unos veinte puntos más de cuando comenzaron a hablar.

Ahora, según lo que dijo el dirigente gremial, es lograr que "para fin de año se pueda cobrar la mayor parte de ese porcentaje de incremento, y no tener que ese plazo de pago se estire hasta abril del año que viene. El martes, entonces, insistiremos con esto y si no evaluaremos algunas medidas de acción directa como un quite de colaboración, por ejemplo".

"No cerramos"

La última oferta que recibieron fue del 43,5 por ciento pero con cuotas hasta el mes de abril de 2022. Stuppia aclaró que "se quiere hacer todo parejo y no achatar categorías", y recordó que los trabajadores reciben un 14,5 por ciento toda vez que aumentan de categoría. "Y lo reciben automáticamente", subrayó oportunamente.

"El ánimo de los compañeros está mal -había advertido- y se debe recordar que ellos son unos de los pocos que estuvieron de pie en plena pandemia. Ellos te dicen que no hay plata, pero han mantenido los ingresos. Ellos debieron haber solicitado recursos económicos a la Provincia para hacerle frente a los aumentos", algo que sería muy dificil de lograr en pleno año electoral. Casi una utopía, pero "igual tendrían que haber pedido ayuda financiera".

A una semana de ese diálogo, Stuppia confirmó: "no cerramos. Ayer tuvimos la segunda reunión con la comisión directiva y el cuerpo de delegados, que son unos setenta. En estas reuniones se elige la gente para acompañar a la comisión directiva y darle mayor transparencia a las negociaciones. En algunos puntos no nos hemos puesto de acuerdo, básicamente, en la cantidad de cuotas no. La situación es dramática en todo el país. Sabemos que la cifra no puede ser infinita pero en algo mitiga el impacto de la inflación, aunque la oferta que se nos hace son demasiadas cuotas y nosotros queremos achicar ese plazo porque tal como nos ofrecieron lo terminaban de pagar en abril y nosotros queríamos cobrar la mayor parte hasta diciembre. Esta es la contraoferta que hicimos ayer, por el miércoles".

Pero aclaró que se había decidido abrir la negociación a todos los trabajadores y por eso convocamos el martes a las10 en el Hospital, "y vamos a proponer un quite de colaboración".

A su juicio ya "se perdió un 26 por ciento interanual de poder adquisitivo en el salario y con una inflación del 48 por ciento tuvimos un 19 por ciento de aumento. Los trabajadores no dan más, con el aumento de los alimentos y de los alquileres ya no pueden, y vamos a reclamar que para la liquidación del aguinaldo se tenga en cuenta los pagos sin aportes de las guardias médicas y las horas extras porque el SAC se calcula con la mejor remuneración percibida. La ley habla de las remuneraciones mensuales", advirtió.

Destacó ademas que "hay un problema de seguridad e higiene" y dijo que "los intendentes se ponen de acuerdo para ver cuánto van a dar. En el Conurbano han dado un 50 por ciento pero sobre sueldos que no suman más que los 5.000 pesos. En La Matanza y Merlo cobran la mitad de lo que cobramos nosotros. Además, en el Conurbano han ido reemplazando trabajadores por subsidios, y si bien hay una doctrina peronista allá, eso no tiene nada que ver con el peronismo porque hay cada vez más pobres y juegan con la ilusión de la gente", cerró José Stuppia con un profundo espíritu crítico.