16.07 AUDIO

Por la solidaridad olavarriense, Carolina Amaray consiguió el dinero para poder operarse de la vista

Padece queratocono progresivo y después de dos meses de campaña de recaudación de fondos pudo juntar los 500 mil pesos que necesitaba para la operación de sus dos ojos.


Carolina Amaray dialogó con 98 POP

"Gracias a la ayuda de Sierras Bayas, Olavarría y alrededores pude recaudar la plata para tener mi cirugía", eso es lo primero que manifestó Carolina Amaray en la nota radial que se le realizó en Mejor de Mañana (lunes a viernes de 9 a 13 horas).

Después de muchos meses de gestión en el Hospital Municipal (donde siempre se atendió y cuenta con carnet condición 1) y al no tener la derivación firmada para atenderse en un centro de salud público, la joven de 28 años tuvo que accionar por sus propios medios para poder operarse.

Padece queratocono progresivo, una enfermedad ocular que le ocasiona pérdida de la visión y que si no se trata a tiempo puede derivar en un trasplante de córnea.

Este fin de semana Carolina (y el grupo de personas que la ayudan) dieron cuenta de que habían conseguido la suma que necesitaban para dicha intervención quirúrgica que tiene un costo de 500 mil pesos y que se hará el 26 del corriente.

"El cirujano me dijo que me tengo que operar lo antes posible antes de llegar a un trasplante", expresó y es así que le dieron fecha para la próxima semana y el dinero para ello ya fue transferido. Lo que resta son los lentes que quizás deba utilizar pero asegura que eso puede solventarlo.

El apoyo

"La verdad me sentí incentivada en no tener que esperar más por una respuesta, siempre enfocándome en que esto iba a terminar, que iba a cambiar mi visión. Eso me motivó a seguir con más esperanza", comentó Carolina. "Primero me ponía mal, me frustraba pero se cruzó gente muy buena en mi camino y me dijeron que íbamos a salir adelante y estoy agradecida eternamente. El grupo que se llama Grupo Carolina me dio fuerzas y se pusieron al hombro la situación por la que estoy pasando".

Hubo desde venta de macetas, de empanadas, cortes de pelo, urnas hasta masajes masajes solidarios para recaudar el dinero. "No podía creer que tanta gente se ponga al hombro la situación. No me dejaron sola en ningún momento" y al ser una persona muy conocida a partir de esta lucha, "muchos me preguntaron cómo iba con las consultas y hasta se acercaron a mi casa". En las urnas que se dejaron en diferentes comercios se encontró con mensajes de aliento y estampitas de Santa Lucía (patrona y protectora de los enfermos de la vista).

Nuevamente la solidaridad se expresó como se necesitaba en Olavarría y, en este caso, salvó a una joven de perder la visión cuando el Estado no se hizo presente.