18.07 

Hemoparásitos en perros, síntomas y tratamiento

El año pasado se registro una ola de esta patología, aseguró la veterinaria Ángeles Enriqué. Cómo nos damos cuenta que el animal la padece y cómo prevenir. El vector son las garrapatas.

Aunque uno tenga a su animal controlado, le ponga pipetas o le de pastillas contra las garrapatas, siempre existe la posibilidad. 

"Es una enfermedad que como no hay mucho, muchas veces uno se olvida o se subestima" indicó la veterinaria Ángeles Enriqué. Y en la misma línea remarcó "el año pasado hubo una ola y atendimos varios casos de perros con hemoparásitos". 

Las hemoparásitosis son enfermedades que causan destrucción de los glóbulos rojos de los perros, generando cuadros graves de anemia, estados febriles y deterioro progresivo, en los casos más agudos. Su principal vector es la garrapata pero también se ha demostrado que puede transmitirse de manera iatrogénica. 

Enriqué contó que "en realidad es una bacteria pero lo llamamos parásito y lo más importante que la gente no lo sabe, es que lo que los transmiten, los vectores son las garrapatas". 

Síntomas

Y añadió, "estos parásitos producen muchísima cantidad de signos clínicos, o sea es difícil diagnosticar porque tienen diferentes fases. Pueden causarles una fase aguda, una fase su clínica y una fase crónica. La fase aguda es la más manifiesta la que nosotros nos damos cuenta que el animal está con fiebre, decaído, puede presentar anorexia, puede tener signos óculo nasales, es decir descarga nasal conjuntivitis", por ejemplo. 

Mientras que la fase clínica explicó "es cuando el animal parece que pasó la fase de fiebre y está normal, pero si nosotros le haríamos un análisis de sangre veríamos un problema en el animal". Y después está la fase crónica, y en ese estadio puede observarse que el perro está bien "pero pasa lo mismo. Si nosotros hacemos un análisis de sangre, va a tener un problema y muchas veces esos animales manifiestan como alguna acogera, una renguera o que se dan cuenta que por el animal está como a veces triste, a veces está bien".

Prevención

La médica veterinaria volvió a insistir con el control, no sólo sobre el animal sino también en el ambiente. "Lo más importante de esta patología, de esta enfermedad mejor dicho, es el control en las épocas de primavera y verano que son las épocas donde están las garrapatas. Hacer el control de los vectores y de esa forma prevenimos la enfermedad". 

Y en el final remarcó, "lo más importante para saber es que cuando está esta enfermedad, tiene tratamiento".