19.07 | Información General 

El Hotel Provincial Sierra de la Ventana, listo para las vacaciones de invierno

En la comarca serrana hay grandes expectativas para lo que serán las vacaciones de invierno, y el Hotel Provincial de la localidad espera a los turistas con la seguridad garantizada, y además con increíbles promociones.

"En el mes de julio comenzamos una nueva etapa. Alejados de la "segunda ola" estaremos esperando a todos aquellos que se comunicaron con nosotros solicitando ya las reservas para distenderse en nuestras instalaciones, disfrutar de nuestro parque, la pileta cerrada, el Spa, las tardecitas de invierno en nuestro lobby saboreando nuestras tradicionales infusiones acompañadas de postres exquisitos, y por supuesto sentarse a la mesa para compartir los platos creados por nuestro equipo de cocina" señalaron en las redes sociales, tras un cierre previsto que tuvo una duración de un mes.

"Nos tomamos esta pausa de treinta días para luego volver a ver llegar a nuestros huéspedes con la sonrisa de felicidad que nos tienen acostumbrados. Este tiempo que nos tomamos no fue un cierre, sino un período que nos permite ahora recibirlos con nuestro cariño reforzado" señalaron.

Ahora, el Hotel Provincial de Sierra de la Ventana está listo para recibir a los turistas, y para ello tiene atractivas promociones.

VACACIONES EN LAS SIERRAS: ALTA OCUPACIÓN Y MUCHAS EXPECTATIVAS

Estiman que mientras se mantenga el receso invernal, la presencia de turistas será constante en todas las localidades del distrito de Tornquist.

Se espera que en las vacaciones de invierno -que en nuestra provincia tendrán lugar entre el lunes 19 y el viernes 31 de este mes- se den porcentajes similares.

Las expectativas son muchas, aunque también dependen del sector: los inmobiliarios son los que más entusiasmados están, mientras que los comerciantes en general y gastronómicos son un poco más cautos. A partir del regreso del turismo, los visitantes pasean pero muchas veces terminan prefiriendo no consumir en un restaurante o confitería, y temen que esa tendencia se mantenga o, incluso, se prolongue y quede ya como una costumbre. De cualquier modo, reconocen que lo que venga seguramente será mejor a tener que permanecer cerrados, como ya ocurriese el año pasado.

Fuente: El Orden de Pringles