20.07 | Policiales 

Narcomenudeo y tenencia de armas: prisión preventiva para dos hombres

En los procedimientos donde fueron aprehendidos capturaron también a otros dos olavarrienses, quienes recuperaron la libertad por orden del Juzgado de Garantías Nº 1.

El Juzgado de Garantías Nº 1 de Olavarría resolvió la conversión de detención en prisión preventiva para dos olavarrienses que fueron imputados por comercialización de estupefacientes y tenencia ilegal de armas de fuego. Días atrás fueron trasladados a unidades penales del Complejo Penitenciario de Sierra Chica, en las que permanecerán detenidos hasta la instancia de juicio.

La jueza Fabiana San Román determinó disponer la prisión preventiva para José María Colombo, de 49 años, y Mario César Sosa, de 59 años, quienes fueron imputados por el fiscal Lucas Moyano pocas horas después de que los aprehendieran en distintos domicilios de nuestra ciudad a mediados del mes pasado. En las audiencias realizadas en la sede del Poder Judicial de Olavarría, el titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 19 los imputó por ser coautores del delito de "tenencia ilegítima de estupefacientes con fines de comercialización en dosis fraccionadas destinadas al consumidor", de acuerdo a lo que estable el inciso c) del artículo de la ley 23737. Además Sosa fue imputado por "tenencia ilegal de arma fuego de uso civil" y "tenencia ilegal de arma de guerra".

Sosa y Colombo fueron dos de los cuatro hombres aprehendidos en la tarde del viernes 18 de junio en el marco de un megaoperativo que encabezaron agentes de la División Unidad Operativa Federal de Olavarría de la Policía Federal Argentina, con la colaboración de personal de la división de Azul y el can rastreador Bruno.

Si bien el fiscal Moyano solicitó la detención de las cuatro personas, la jueza interviniente sólo dictó esa medida para los dos hombres, para quienes ahora resolvió la prisión preventiva, y dispuso la libertad para los otros dos imputados, quienes siguen el proceso en libertad.

Colombo y Sosa permanecieron detenidos durante varias semanas en la dependencia local de la Policía Federal Argentina, y días atrás fueron trasladados a cárceles de Sierra Chica. El primero quedó alojado en la Unidad Nº 38, y Sosa en la Unidad 2 de máxima seguridad.

En los procedimientos trabajaron los agentes de la PFA Olavarría, que fueron coordinados por el subcomisario Pablo González, y también se desempeñaron funcionarios de la Fiscalía 19. De acuerdo a lo que se difundió en esa oportunidad, las pesquisas comenzaron en el mes de febrero último sobre cuatro domicilios y un comercio, luego de que se sospechara que en esos lugares se realizaba venta de drogas bajo la modalidad de narcomenudeo.

Secuestros

En los procedimientos realizados en distintos puntos de la ciudad secuestraron 127 dosis de marihuana y tres de cocaína, además de nueve teléfonos celulares, 144.890 pesos en efectivo de moneda nacional y 2700 dólares.

Asimismo, se iniciaron actuaciones por tenencia ilegal de armas luego de que los policías encontraran un revólver calibre 38, una pistola calibre 22 y una escopeta calibre 24, junto con gran cantidad de municiones. En uno de los domicilios secuestraron un automóvil. Algunos de los allanamientos se realizaron en los barrios Pueblo Nuevo y Eucaliptus y en una leñera del barrio Martín Fierro.

De acuerdo a lo que pudo saber este Diario, uno de los imputados declaró en la audiencia realizada el 19 de junio. En la misma negó tener conocimiento de la existencia de la droga incautada en el domicilio donde los capturaron, inmueble que no sería de su propiedad.