21.07 

Okupas llegó a Netflix con nueva banda sonora

La serie que marcó un antes y un después en la televisión nacional por su temática "marginal" se estrenó este martes con la música de Santiago Barrionuevo, líder de la banda Él Mató a un Policía Motorizado.

La miniserie argentina "Okupas", que tras su llegada a la pantalla chica en 2000 marcó el inicio de las ficciones televisivas "marginales" a través de un retrato honesto y muy propio del escenario de profundo deterioro social que dio paso a la crisis que estalló un año más tarde en Argentina, se encuentra disponible desde de este martes en la plataforma de streaming Netflix.

Los once episodios que la componen cuentan con una banda sonora compuesta por Santiago Barrionuevo, líder de la banda Él Mató a un Policía Motorizado, ya que la música original de la serie, que incluía canciones de grupos y artistas locales pero también extranjeros, debió ser modificada por los problemas legales vinculados a los derechos de autor que presentaría su inclusión en la plataforma de streaming.

En ese sentido, cuando hacia mediados del último año trascendieron los primeros rumores que señalaban que Netflix estaba interesada en adquirir la tira -que hasta este momento solo se halla de forma ilegal en YouTube-, su creador y director,Bruno Stagnaro, convocó a Barrionuevo para que trabajase en la nueva banda de sonido de esta suerte de "nuevo" lanzamiento.

Producida por Ideas del Sur y emitida originalmente por el entonces Canal 7, "Okupas" -queen la emisión de su primer episodio el 18 de octubre del 2000 midió 3.5 puntos de rating, mientras que en el último alcanzó los 6.7- se centraba en un grupo de jóvenes de clase media empobrecida y sus andanzas por el mundo criminal, las drogas y la amistad.

En la trama, un jovencísimo Rodrigo de la Serna encarna a Ricardo, un veinteañero encargado por un familiar del cuidado de una vieja casona porteña para evitar que fuera ocupada, pero acaba siendo él mismo y su grupo de amigos, interpretados por Ariel Staltari, Diego Alonso y Franco Tirri, quienes se convierten en los "ocupas" del lugar.

Con su poderoso y ya icónico testimonio de la época y sus consecuencias sociales, la tira se alzó con tres premios Martín Fierro en su entrega de 2001 y contó con varias repeticiones en diferentes canales de las grillas nacionales. (Télam)