24.07 | Política Réplicas tras el decreto del intendente

Duras críticas de la oposición al aumento de las Tasas

La concejala Celeste Arouxet y el concejal Ubaldo García se mostraron en desacuerdo con el índice aplicado (25,3%), cuestionaron el momento elegido y lo desvincularon del reciente arreglo paritario con los empleados municipales. Coincidieron en que apunta a "hacer caja" para la campaña electoral.

Daniel Lovano

[email protected]

Por decreto, el pasado miércoles el gobierno del intendente Ezequiel Galli le asestó un nuevo golpe al bolsillo de los olavarrienses al aumentar un 25,3% la Tasa de Servicios Urbanos, un semestre después de haber determinado en un 20% el primer incremento de 2021.

La Secretaría de Economía y Hacienda informó que la liquidación de la Tasa de Servicios Generales Urbanos en conjunto con la Tasa de Protección Ciudadana y Defensa Civil que vencerán en agosto incluyen los nuevos valores determinados por el Decreto N° 2663 de fecha 19 de julio de 2021.

  • El incremento del 25% mencionado anteriormente rige también para otros tributos y Tasas municipales, como la tasa de servicios generales rurales, la tasa de seguridad e higiene, marcas y señales, entre otras.

Al respecto, tanto la concejala Celeste Arouxet (Radicales en Juntos por el Cambio), como el concejal del Frente de Todos Ubaldo García, salieron al paso con fuertes críticas a esta medida del ejecutivo comunal.

"El aumento de Tasas se debe a la ineficiencia en el manejo de los recursos y a la generación de gastos" enfatizó la concejala Arouxet.

"Lo extraño es que hace 15 días el Intendente se llenó la boca hablando de un superávit de 200 y pico millones de pesos y esta medida no condice con el discurso: si hay superávit, no debe aumentar la Tasa. Es tan sencillo como eso" sostuvo.

En el mismo sentido, juzgó que tal superávit es falso: "Porque hay una subejecución con una distribución mayor en los ingresos. Olavarría ya recaudó pasando la mitad del año más de 60% de lo presupuestado y ejecutó algo más del 30%. Entonces, no es que haya superávit, sino que no utilizó el dinero que era necesario para financiar las obras".

Arouxet se preocupó por el contexto y dijo que "no da para un aumento de Tasas. Un aumento de Tasas hay que darlo contra una contraprestación de servicios. Acá no importa si en el medio negoció un aumento de municipales o lo que sea, porque la contraprestación no está dada".

Puntualizó que los cortes de pasto no están bien fundamentados, la recolección de residuos no es la correcta. "Entonces la funcionalidad de la tasa no se está cumpliendo. Por un lado, no se cumple con el vecino, y encima le mete un aumento de 25% por decreto" dijo.

"Es más de lo mismo" acusó. "Esta administración aumentó los gastos corrientes, llegando a un nivel que nunca se vio, y en la previa a las elecciones que, sabemos, genera gastos de todo tipo. La verdad, un desastre" valoró.

Recordó, la concejala Arouxet, que la situación es análoga a la de 2019: "En la previa a la última elección se anunciaban 200 millones de superávit, a fin de año fueron 354 millones abajo".

"Ahora se habla de una finalidad política, para dejar dicho que debido al aumento a los municipales, y para no desfinanciar al Municipio, no había otra posibilidad que generar un aumento de tasa. ¿Van a culpar a un tipo que cobra 40 mil pesos por mes?" se preguntó, y acotó que "el sueldo de los municipales es una previsión que debe estar puesta en el presupuesto. Aunque no esté la cláusula, sabían que el aumento iba a venir".

Estratégico o no, sintomático o no, la administración Galli adoptó esta medida a las pocas horas de haber acordado por paritaria un aumento salarial para los empleados municipales. Un dato imposible de no asociar por el vecino.

"Nunca voy a entender la cabeza de este chico (por el intendente Galli). Lo que yo veo es digitar un aumento con un egreso, pero por otro lado cómo responde a que hace 20 días anunció un superávit de 200 millones de pesos" reiteró.

"La Tasa tiene una función: es para la gente. Lo que no están entendiendo estos chicos del Municipio es que debe ir para la gente, no para los gastos en exceso hechos por ellos, y acá hay gastos corrientes que están en exceso" puntualizó.

La concejala Arouxet comentó que el aumento de tasa fue posible porque se hizo a través de un decreto, y alertó que un resultado positivo en las próximas elecciones de medio término le va a permitir al intendente Galli seguir gobernando con la misma estrategia.

"Al no pasar por el Concejo, ni siquiera lo podemos analizar" lamentó y, lacónicamente, expresó: "No me quiero imaginar lo que van a gastar en el próximo bimestre. Se van a gastar los últimos cartuchos en la campaña, pero financiada por la gente, que es la bronca que a uno le da".

"No está (Galli) haciendo una sola obra, se saca fotos con obras que son de Provincia, no está generando nada, está ejecutando menos, está gastando más y la gente se tiene que comer este aumento" subrayó.

Arouxet acusó a Galli de que siquiera en pandemia actuó en función con sus responsabilidades: "Nunca controló nada; ni siquiera se tomó el trabajo de sacar a 5 empleados municipales para recorrer los parques".

"Dos mil ochocientos empleados tiene; que él como funcionario que gana 200 mil pesos por mes se ponga a recorrer los parques. Porque el otro día la pavada esa que hicieron de ir los concejales y los funcionarios a lavar el Hospital fue un ridículo. Eso es política barata".

"Que vayan a laburar en serio, que vayan a recorrer, pero no. Esta gente no tiene empatía, no le interesa nada porque siguen ganando. García Blanco (Juan Manuel, intendente entre 1989 y 1993) es un bebé de pecho al lado de lo que están haciendo acá" disparó.

El concejal del Frente de Todos también cuestionó el aumento de Tasas. "Por supuesto que estamos en contra de este aumento, en principio con el número, que nos parece excesivo" confesó.

"El tema de fondo es que hay una delegación de facultad de parte del Concejo Deliberante al Ejecutivo por una ordenanza que se tomó en 2012, durante la gestión de José Eseverri. Esto hay que aclararlo, porque no es que el Intendente haya tomado una medida ilegal" mencionó.

Tal ordenanza permite al Ejecutivo, en forma directa, sin pasar por el Concejo Deliberante, dos aumentos anuales, en julio y enero en función al Indice de Precios al Consumidor (IPC).

"Es una situación que amerita una revisión. Teníamos el tema en carpeta, pero en pandemia todo se ha trastocado. En el Frente de Todos vamos proponer reformular esta ordenanza para que la facultad vuelva al Concejo Deliberante. O sea, que la discusión se haga de cara a la gente, en el Concejo".

"Si el Ejecutivo tiene mayoría la sacará, pero la comunidad de Olavarría se quedará con la imagen del porqué del aumento y de los montos, que no tienen relación directa con un índice de inflación. Acá estamos hablando de una Tasa de Servicios Urbanos que, si requiere de algún aumento, será en función de lo que se incrementó la prestación de servicios, no la tasa de inflación" opinó.

El concejal García pidió al Ejecutivo "considerar la situación económica en general. Todos sabemos que el vecino está saliendo de una pandemia; el comercio, la actividad económica recién empiezan a salir a flote y le vienen con este aumento. A valores, en enero de 2020 en Zona II se pagaban 682 pesos, con este aumento van a pasar a 1750 pesos, y sumado a que el mes que viene se sumará un retroactivo, terminará pagando más de 2 mil pesos".

García dijo que estos valores suponen una desconexión entre el servicio y el costo: "Nos queda una idea de que es una forma de apurarse a recaudar para hacer frente a la campaña electoral, y eso es lo que preocupa, que los vecinos terminan siendo los que pagan la campaña".

"Vemos nuevamente la película de 2019. Este aumento va a significar unos 65 millones de pesos, que si fueran a obras al menos volverían al vecino, pero no, se van a dilapidar en cuestiones coyunturales en función de un interés electoral, y no de un interés de la comunidad en su conjunto" reflexionó.

Al igual que la concejala Arouxet, marcó que "una Tasa de Servicios Urbanos no debería tener nada que ver con el aumento a los empleados municipales. El vecino paga la tasa para que le presten un servicio; el sueldo de los empleados municipales tiene garantía constitucional de Provincia a través del régimen coparticipable que tienen todos los municipios".

El concejal García también suministró sus datos: "Olavarría presupuestó 1956 millones de ingresos coparticipables, de los cuales lleva recaudado 1368 millones en lo que va del año, 300 millones más de lo esperado a esta altura".

"Hay recursos para hacer frente a la paritaria, porque gracias a Dios la actividad económica está repuntando. Lo mismo el Impuesto a la Piedra, que lleva recaudado un 10% más de lo presupuestado, con lo cual a fin de año van a significar 90 millones más" informó.

"Esperemos que esto termine con un presupuesto equilibrado y que no suceda lo que aconteció en 2019" advirtió.