24.07 | Información General En la Provincia hablan de un semestre con cifras similares a la prepandemia

Aunque con más movimiento, el mercado inmobiliario todavía no logra recuperarse

La venta de lotes, casas de barrio y departamentos dan más movimiento al mercado inmobiliario olavarriense.



Cifras similares a la prepandemia, números que superan por poco a los de 2019 y que se ubican por encima del 200% en comparación con el nivel de operaciones registradas durante el primer semestre del 2020. Los datos son aportados por el Colegio de Escribanos bonaerense y se refieren al mercado inmobiliario de los últimos seis meses.

Aunque reflejan un repunte en la actividad, desde el sector todavía visualizan un mercado que no se recuperó a pleno por efecto de la pandemia de coronavirus, el freno de la economía y el dólar inestable.

De acuerdo al informe, en el período enero-junio de este año se vendieron 36.373 propiedades, un 221% por encima de las operaciones que se realizaron en el mismo semestre del año pasado, cuando arrancaba la pandemia, y un 6,5% que el de 2019, el último año del Gobierno de Mauricio Macri.

"La situación mejoró y obviamente que en comparación al 2020 hoy hay más movimiento, pero no creo que en Olavarría se haya reflejado un número tan significativo como el que se expone a nivel provincial", confiesa Marcelo Coleto desde su función como pro-secretario en el Colegio de Martilleros que tiene sede en Azul y que abarca además a localidades de la zona tales como Tandil, Bolívar, La Madrid, Laprida y Olavarría.

"El año pasado estuvimos en el piso", sentencia y es por esa razón que ahora "tenemos otra expectativa". Hay más consultas y se concretan algunas operaciones de compra-venta, pero el mercado todavía "está tranquilo". Casitas de barrio, departamentos y lotes figuran entre la demanda.

Por contraste, los números que aporta el Colegio de Escribanos provincial muestran que en estos primeros seis meses del 2021 se vendieron 36.373 propiedades, una suma que supera por poquito el 200% respecto de un año atravesado por la llegada del Covid a la Argentina, el parate de actividades y las restricciones en el marco de la emergencia sanitaria.

"Más allá de la cantidad de escrituras que se hagan o no, muchas veces son negocios que han quedado pendientes, no son cosas que se vendieron y escrituraron ahora en el mismo momento", analiza el Corleto, quien además es secretario del Centro de Martilleros de nuestra ciudad.

Recuerda que el año pasado, la actividad comenzó a moverse a partir de agosto. Hasta ese momento, "no podíamos mostrar nada a la gente y la gente tampoco podía andar. Había mucha incertidumbre".

Por las restricciones propias de la cuarentena, hasta mayo del año pasado las inmobiliarias permanecieron cerradas y su única actividad se centraba en el cobro de alquileres.

En ese contexto, a mediados de abril el sector solicitó al Ejecutivo algún tipo de reapertura con los debidos protocolos de cuidado. Empezaron en mayo, con horario reducido y muy poco movimiento. Y tres meses después la actividad empezó a notar un atisbo de movimiento.

Demanda, valores y panorama

"Ese 200% no creo que sea real", plantea el integrante del Colegio de Martilleros. Desde allí asume que "más o menos conocemos el movimiento que hay en la zona de Tandil, Bolívar, La Madrid, Laprida, Azul y Olavarría".

De todas maneras, reconoce que en 2019 los valores "estaban muy inflados y era difícil vender algo", razón por la cual "algunos dueños han tomado la decisión de bajar los precios en dólares".

Lo cierto es que ya con una apertura de actividades casi plena y la vacunación masiva a buen ritmo, "tenemos otra expectativa respecto del año pasado. La gente pregunta por lo menos, se nota más movimiento".

Lee la nota completa en la edición impresa