24.07 | Información General 

La ciudadanía italiana es la más solicitada por los argentinos

En el último tiempo son cada vez más los argentinos que buscan realizar y obtener la ciudadanía italiana con la idea de viajar, por crecimiento profesional o en busca de oportunidades. Familias, jóvenes o parejas deciden llevar adelante el trámite para tener el pasaporte italiano y poder viajar al exterior sin complicaciones.

Milagros Pianciola / Facso

La cantidad de personas que averiguan para realizar el pasaporte italiano creció en los últimos años. Algunas personas desean tenerla para dejársela a sus hijos, otras para poder viajar con tranquilidad, algunos más por cuestiones laborales, o simplemente "por las dudas". Durante la inmigración italiana entre 1880 y 1930, Argentina fue uno de los destinos más elegidos. Esta gran inmigración hizo que la cantidad de descendientes actuales en Argentina creciera. "Mis abuelos eran de Sicilia, estuve en el pueblo, nos quedamos un día con mi hermana, lo caminamos todo al pueblo", expresó Ana, quien pudo realizar la ciudadanía italiana hace algunos años.

Las posibilidades para realizar el pasaporte italiano son mucho más amplias que en otros países. Las personas tienen derecho a la ciudadanía italiana por descendencia, matrimonio o naturalización. "El anteaño pasado hice la de mi esposo por matrimonio que es más complicada, ellos se toman dos años para decidir", indicó Ana.

La vía más común durante este último tiempo es por descendencia. En el caso de Italia reconocen el derecho a la ciudadanía mientras se pueda demostrar que alguno de los antepasados nació en el país. "Creo que hoy en día es importante tenerla no solo para viajar tranquila, aunque te vayas unos meses, está genial no depender del tema de papeleo de visas, porque son trámites muy burocráticos pero también costosos", expresó Sol, su bisabuelo era de Picerno y comenzó a realizar el trámite para la ciudadanía en el 2019.

Cualquier argentino puede reclamar la ciudadanía italiana por "derecho de sangre" sin límite generacional. Es decir, cualquier antepasado puede haber nacido en Italia, por ejemplo tatarabuelo o bisabuelo, siempre que se pueda demostrar a través de las actas y partidas correspondientes. A diferencia de otros países, por ejemplo España, la posibilidad para reclamar la ciudadanía no es tan amplia, si tus bisabuelos o tatarabuelos eran españoles no te permiten realizarla.

Por lo tanto, para reclamar la ciudadanía italiana, no hay límite de generaciones a las que se puede retroceder. Con el requisito de que se pueda demostrar que la línea de generación es ininterrumpida, es decir que ninguno de los antepasados haya renunciado a su ciudadanía. Esto es además solo por la línea paterna, para la transmisión por línea materna sólo es posible para los hijos nacidos después del 1º de enero de 1948 cuando se decretó la Constitución Italiana. En caso de haber nacido antes de esa fecha se puede realizar a través de un juicio para poder obtener el reconocimiento del país.

Ser considerado parte de la comunidad italiana brinda derechos como el acceso a la educación en el país, trabajar legalmente de su profesión en cualquier país de Europa, tener libre tránsito por el continente, entre otros. "Te llega para votar, ellos lo llaman 'italianos que viven en el extranjero', tenemos que votar para autoridades por correo que te viene pago, es voluntario", explicó Ana. Pero también es importante mostrar interés por el idioma y la cultura italiana, más si existe la intención de viajar al país. "Ahora estoy aprendiendo italiano porque siempre me gustó el idioma, pero también porque el día de mañana me gustaría ir a Italia, también me interesa la historia, el idioma", expresó Sol.

Es importante, antes de comenzar a realizar los pasos para tramitar el pasaporte italiano, averiguar si algún otro familiar reclamó el derecho a la ciudadanía. En ese caso se puede realizar con el mismo expediente presente en el consulado. "Había posibilidades de poder hacerla con el mismo expediente, poder incluir documentación y sacar la ciudadanía porque compartimos el mismo avo italiano", explicó Sol. En este caso el trámite resulta mucho más sencillo y rápido ya que no debe solicitarse ninguna partida o acta a Italia.

Durante la pandemia los turnos para realizar el trámite de la ciudadanía italiana se habían suspendido, lo cual retrasó a muchas personas que ya tenían la documentación lista para presentar. "En el 2021 empecé a pensar en la opción de poder ir a Italia a hacerla en el 2022, porque acá en Argentina iba a estar muy lento todo, el consulado estaba cerrado por la pandemia y no estaban dando turnos", manifestó Sol. Luego de un tiempo volvieron a abrir los turnos para poder presentar los papeles, "tuve suerte y conseguí el turno para agosto, el 5 voy a presentar la documentación al consulado de La Plata", comentó. Cada persona que quiera solicitar la ciudadanía debe presentar los documentos requeridos al Consulado correspondiente a la jurisdicción de tu ciudad. En el caso de Olavarría corresponde al Consulado de La Plata.