25.07 | Policiales La palabra del Director de Monitoreo Municipal

Críticas y diferencias, los bares y la Biblio: "Se hacen los controles que se pueden hacer"

La polémica se dio el viernes. Tras una función de circo en un parque público, la Biblio fue sancionada por Control Urbano por la "cantidad de gente" que había. Suspendieron el resto de las actividades para la semana. 

"En estos casos lo que se hace es labrar un acta y después se eleva al Juzgado de Faltas que es quien se encarga de todo el proceso", explicó Daniel Manuel -responsable del Centro de Monitoreo- en referencia a lo sucedido el viernes con la denuncia contra la biblioteca "Del Otro Lado del Árbol".

El funcionario municipal dijo que "se sabe que no hubo mala intención, pero cuando alguien toma el compromiso de realizar un acto que no es público, debe hacerlo como corresponde, es su responsabilidad. Sino, cualquiera puede hacer un evento al aire libre. El objetivo del acto en sí es buenísimo, es excelente que haya un evento diferente y empezar un camino donde se pueda salir y relajarse. La intención es absolutamente buena, pero como todo acto tiene que tener un mínimo control".



Daniel Manuel se refirió a cómo se desarrollan los controles en nuestra ciudad y respondió a las críticas que apuntan sobre el todo al funcionamiento de bares o al uso de los espacios verdes en ocasiones sin los debidos cuidados sanitarios.

"Se hacen los controles que se pueden hacer"

"Se hacen los controles que se pueden hacer", resumió. Y explicó que "uno tiene un objetivo mínimo de acción con la gente limitada que hay en Control Urbano y va actuando en función de lo que la gente denuncia o hace visible. No es fácil y que lo que se ve es mucha gente sin barbijo, a quienes se les va haciendo el apercibimiento que se puede hacer".

*QUIZÁS TAL VEZ TE INTERESE:La Biblio contó lo sucedido a raíz de una denuncia que terminó en Control Urbano. "Nunca tuvimos intención de complicar la situación, solamente quisimos ofrecer algo para los chicos"

Además, definió que "hay un cansancio que se nota y un desapego hacia los cuidados básicos. Ese férreo control del inicio, con el pasar del tiempo se va perdiendo, pero tratamos que no sea así".

  • El foco de la mayoría de las denuncias está puesto en la noche y en las reuniones privadas. "Prácticamente ya no hay fiestas porque la gente sabe que es sancionada. Con la excusa de los ruidos molestos uno va y percibe que hay autos afuera y demás. De todas formas, en muy pocas ocasiones es exitoso porque se necesita que la gente nos abra la puerta y firme el acta correspondiente".

El responsable de Monitoreo dijo que la cantidad de personas que pueden estar reunidas al aire libre depende de los metros cuadrados del lugar. "Es lo mismo que el aforo en lugares cerrados que para los pubs es del 50% con cuatro personas por mesa cuando no son del mismo grupo familiar".

Sostuvo que esa disposición en bares y restaurantes "se está cumpliendo" y que "hay un grupo de inspectores que lleva adelante las inspecciones como los controles por ejemplo para el Día del Amigo. A los ojos de las personas pareciera que no se cumple el protocolo porque estamos acostumbrados a ver poca gente, pero puedo decir que se cumple. Puede haber algún momento de pequeño descontrol en el sentido de organización hasta que llegan los inspectores y se apercibe a los dueños".