05.08 | Política 

Se suspendió la visita de Axel Kicillof por las malas condiciones climáticas

Así se confirmó este mediodía luego de que la niebla impidiera el despegue del gobernador que lo traería a la ciudad de Olavarría.

Lo que era previsible durante el transcurso de la mañana se convirtió en un hecho concreto en horas del mediodía.

El arribo del gobernador bonaerense Axel Kicillof a Olavarría estaba previsto para este jueves pero la intensa niebla impidió el despegue en la ciudad de origen donde esperaba el mandatario. De haberse concretado la llegada, sería la primera vez desde que asumió el cargo.

De acuerdo a lo que había podido saber El Popular Medios, el itinerario de la visita de Kicillof incluía una reunión en el Centro Empleados de Comercio Olavarría, la visita a una radio local y el recorrido por una obra de pavimentación en calle Ituzaingó.

Por ese motivo desde la madrugada comenzaron a hacerse presentes agentes policiales en Coronel Suárez entre Vicente López y Rivadavia frente a la sede del CECO que a nivel político ha recobrado un gran lugar notorio en el último tiempo.

Luego se había dispuesto un corte de calles y mayor presencia de patrulleros en el marco del dispositivo de seguridad al que estaba afectados todas las dependencias de Olavarría.

Lo mismo ocurría en el sector de Ituzaingó al 4300 donde brindaría una conferencia de prensa.

La última visita de Kicillof a la ciudad se dio el 4 de octubre de 2019, cuando encabezó un acto en el club Pueblo Nuevo en plena campaña para la Gobernación para apoyar al en ese entonces candidato a intendente por el Frente de Todos, Federico Aguilera.

Ese mismo mes, ganó las elecciones y tras asumir la administración provincial ya no regresó. Cabe recordar que su llegada estaba prevista junto con la del presidente Alberto Fernández para el acto del Día de la Construcción en noviembre de 2020. Aquella jornada se celebró en la planta L´Amalí de Loma Negra organizada por la Cámara Argentina de la Construcción. Pero las condiciones climáticas adversas impidieron los viajes de Fernández y de Kicillof quienes estuvieron en el acto por videoconferencia.