27.08 | Política Entrevista con Daniel Arroyo

"Yo acompaño la reelección de Alberto porque hay que consolidar este proceso"

El ex ministro de Desarrollo Social y actual precandidato a diputado dijo que "gobernar con pandemia es muy complejo". Negó que haya doble comando en el Gobierno y sostuvo que el rol de Sergio Massa es "determinante".

Cacho Fernández

[email protected]

El pre candidato a diputado nacional por el Frente de Todos, y ex ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, afirmó que él "apoya una eventual reelección de Alberto Fernández para la presidencia de la Nación porque a su juicio, para consolidar un modelo son necesarios ocho años".

En diálogo con "Un Cacho de mañana", el ex Ministro de Desarrollo Social, reafirmó que " si bien la que lo va a definir será ciudadanía, ocho años son muy razonables", dijo en consonancia con lo expresado por la Vicepresidenta, quien también pedía más de un período preparando el operativo reelección de Alberto Fernández.

Advirtió además que "gobernar con pandemia es muy complejo, es como manejar con neblina", y sostuvo, en alusión a la fiesta de Olivos, que "el Presidente ya pidió disculpas" y que "indudablemente fue un error", añadió.

Arroyo reivindicó el rol de Sergio Massa al frente de la Cámara de Diputados, y descartó que en gobierno funcionase un "doble comando", ya que dijo al respecto que "es el Presidente quien está llevando las riendas del Gobierno".

Tras ello destacó algunos de sus proyectos que piensa presentar y sostuvo que "las pocas que se sancionen en estos dos años determinarán el rumbo del país en los próximos quince años".

Mesa del Hambre

Para Daniel Arroyo, "nos ha tocado gobernar con pandemia y hemos logrado sostener la paz social. Encaramos distintos programas como la tarjeta Alimentar, Potenciar Trabajo, urbanizando barrios y sobre todo construcción de jardines de infantes".

Luego explicó que el programa Potenciar Trabajo prevé el cobro del 50 por ciento de un salario mínimo en distintas actividades como la construcción, textil, cuidado de personas..., y no excluye un trabajo privado que pudiese tener".

También explicó algunos de sus proyectos como el de procurarles a la gente créditos blandos, "no bancarios con tasas muy bajas para que puedan comprar la herramienta que puedan necesitar como sierras circulares, máquinas de coser o lo que fuere, porque las personas necesitan una capacitación en oficios", tras lo cual ,y dentro de una reforma en la escuela secundaria que según dijo habría que hacer, trajo al ruedo el sistema dual por el que los estudiantes puedan articular con las empresas en los dos últimos años de estudio".

A su juicio, "siguen faltando jardines de infantes y con ellos vamos a ir generando trabajo no solo en la construcción sino también la gestión de tales instituciones".

En cuanto a la denominada Mesa del hambre, dijo que se transformó en tres comisiones y "hemos ampliado la tarjeta Alimentar para chicos de 14 años".

Preguntado cómo era posible que un ministro de Desarrollo Social termine en el decimosegundo lugar en la lista de diputados nacionales, Daniel Arroyo respondió: "la lista refleja la diversidad del FDT, la diversidad y la unidad, algo que debemos poner en valor, porque la unidad es uno de los valores que rescatamos. Los cierres son siempre complejos pero yo estoy muy contento de formar parte de esta lista. Estoy muy convencido y creo que el Congreso va a tener un rol central, no solo por la composición sino por los temas. Las leyes que aprobemos estos dos años van a prefigurar los próximos quince".

Reelección

Para Arroyo, los temas dilemáticos que tiene el país son los estructurales. "Yo voy a proponer proyectos que a la vez que se les otorgue a las empresas que garanticen empleo joven, van a tener reducciones impositivas. Las tendrán todos aquellos que tomen gente, y también voy a promover una propuesta para otorgar créditos no bancarios para que las personas puedan adquirir herramientas. Además, tenemos que dar un debate sobre la escuela secundaria y poner en marcha un sistema dual para que los estudiantes de los dos últimos años puedan articular con las empresas".

¿Qué nos pasa que venimos tan mal desde hace cincuenta años y con un constante aumento de la pobreza, tanto que el gobierno de Cristina Kirchner, luego de crecimientos a tasas chinas dejó la pobreza en un 30,1 por ciento, el de Macri la llevó a 35 por ciento y Alberto Fernández la tiene hoy en un 47 ó 50 por ciento?

--Tenemos problemas estructurales, pero hubo muchas idas y vueltas. El gobierno de Alfonsín resolvió la democracia. Ahora hay que resolver el problema del desarrollo y del modelo de desarrollo. Se necesita inversión privada y políticas de Estado. La pobreza es una de las deudas que tenemos. Tenemos que pensar en la pospandemia, y por ello presentaré estos temas en el Congreso. Sí, vamos a construir las bases para revertir esto.

¿Por qué se habla de la reelección del Presidente en estos días?

--Los procesos políticos requieren tiempo para consolidarse. En el mundo es así. Por eso hay que pensar en un proceso de 8 años.

¿Acompaña esa idea?

--Sí, estoy de acuerdo con la reelección de Alberto, aunque lo definirá la ciudadanía. Ocho años son muy razonables.

¿Qué opina del rol del Presidente de quien se esperaba el fin de la grieta y de pronto no ocurre esto y además aparece con las fiestas en Olivos mientras la población sufría el aislamiento obligatorio?

--Gobernar en pandemia es muy comlejo, es como manejar con neblina. De todos modos, la fiesta fue un error, pero el Presidente ya pidió disculpas. La gente distingue entre los que trabajan y los que hablan, y esto nos va a llevar al éxito electoral.

¿Qué puede pasar si al oficialismo le va mal?

--El clima que yo percibo es de un reconocimiento, por lo tanto vamos a un buen resultado electoral. Percibo ese clima. Creo que la gente va a valorar que le hemos puesto el cuerpo a la pandemia.

¿Hay doble comando?

--No, es el presidente quien que va llevando la riendas del gobierno.

¿Cuál es el rol de Sergio Massa?

--Lleva un rol central en Diputados, un rol absolutamente estratégico. El rol de Sergio es muy determinante.