05.09 | Política Liliana Schwindt, precandidata a senadora provincial por el Frente de Todos

"Hay mucho por hacer, y espero que mis vecinos me acompañen"

La actual legisladora habló de su labor en el Congreso nacional y abordó distintas cuestiones: la ley de zonas frías por la que tanto peleó, el cierre de una etapa en la Cámara de Diputados, la postura de la oposición nacional y el oficialismo local durante la pandemia, la campaña de vacunación y sus propuestas en caso de llegar a La Plata.

Daniel Lovano

[email protected]

Bien podría haber sido la culminación y el broche de oro de cualquier carrera política el final airoso de una larga lucha contra poderes económicos e instituidos, como fue la pelea por lograr una ley de zonas frías que contemple una facturación diferencial para las tarifas de gas en ciudades donde los inviernos suelen pegar con mayor crudeza.

Liliana Schwindt llevó su proyecto a todos lados, golpeó puertas que nunca se abrieron, encabezó interminables reuniones con los hoy beneficiarios, participó de esos largos debates parlamentarios, hasta que llegó su sanción el 25 de junio y la promulgación en los primeros días de julio.

El llamado "Régimen de Zona Fría" se formalizó por medio del Decreto 486/2021 publicado en el Boletín Oficial, con las firmas del presidente Alberto Fernández, del jefe de Gabinete Santiago Cafiero y del ministro de Economía Martín Guzmán.

Para la legisladora olavarriense fue casi la razón de su vida política.

Sin embargo, los desafíos se reciclan.

No en el ámbito nacional sino en el provincial, y para ello pidió el voto del ciudadano de la séptima sección electoral a una semana de las PASO, y luego en las elecciones de noviembre, donde buscará una banca en el senado bonaerense a través de la boleta del Frente de Todos.

Esta parte de la previa está ingresando en su etapa final.

"Ha sido una campaña atípica obviamente, porque no se permiten actos masivos. El último y único acto que hicimos, con la presencia del gobernador, fue con un listado previo, aforo y distanciamiento social" describió.

"Después lo de siempre; recorrimos territorio repartiendo las boletas y en ese sentido se ha desarrollado con normalidad. Pero a nosotros nos gusta de otro modo, como antes, con reuniones en las casas, con vecinos en un club u otras instituciones intermedias; a los peronistas nos gusta reunirnos, extendernos en la conversación, tomarnos un mate con los vecinos... A esto no creo que se pueda volver de acá a noviembre por más que -por suerte- la vacunación está a pleno" reseñó.

La vacunación es uno de los ejes de campaña, tanto para el oficialismo nacional como provincial.

"Lo decíamos el otro día, recordando en qué momento estamos. Uno tiene en la memoria la angustia que sembraron determinados medios porteños -como los llama Kicillof- sobre este tema, porque siempre ellos reflejan una realidad que a nosotros no nos compete. Quieren imponernos lo que sucede allá" dijo.

Liliana Schwindt mencionó aquella tapa del diario Clarín, donde con letras de molde se alertaba el verano pasado que hasta 2022 no iba a comenzar la vacunación para mayores de 18 años.

"Hoy día en Olavarría tenemos 80 mil vacunados con una dosis y casi 50 mil con el esquema completo. Por eso nuestro eslogan de campaña es 'volver a la vida que queremos' y la vacunación es lo que nos va a permitir regresar a esa vida que teníamos antes de la pandemia. En la escuela donde las condiciones están dadas ya hay presencialidad total, falta menos para tener deportes con presencialidad... Estamos volviendo a los momentos de la prepandemia y esto es gracias a la vacunación" destacó.

"Nosotros, los que somos parte de este gobierno, nos sentimos muy orgullosos de la campaña que estamos llevando adelante" agregó, y enseguida su análisis derivó a las actitudes de la oposición.

"Ellos no han colaborado con nada. Nunca destacaron las cosas que están bien, tampoco apoyaron, y acá no hay grandes diferencias entre la postura del oficialismo local y la oposición nacional. Tienen como un manual de comportamiento, pero cada vez que pueden robarse un logro del gobierno nacional lo hacen" marcó.

Schwindt se refirió a la gestión que encabeza Ezequiel Galli y dijo que no le conoce "en el ámbito local casi ninguna medida en ayuda, pero el jueves los vi entregando subsidios a la cultura que son dineros de la provincia de Buenos Aires, o sacándose fotos en las obras que se están haciendo en las avenidas con fondos nacionales o provinciales. Hay cosas en las que se hacen los zonzos".

"Tanto nuestro gobierno nacional, como el provincial, estuvieron en todo momento asistiendo durante la pandemia, más allá del color político de las gobernaciones o de los municipios. Lo que nos está pasando le sucede al mundo entero, pero los grandes medios porteños viven intentando hacerle creer a la gente que esto sólo nos pasó a nosotros" cuestionó.

"Hasta que un día la hija de Mirtha Legrand desde París dijo que estaba asombrada por la cantidad de comercios cerrados, que el centro estaba devastado y que la pandemia arrasó con todo. Hay que valorar todo lo que nuestro gobierno ha hecho para ayudar, para sostener la economía o para proteger el empleo. Los ATP, el IFE y las políticas de apoyo que se han implementado, y yo no he visto que ellos hayan acompañado estas medidas" recordó.

La legisladora olavarriense puntualizó que en el Congreso Nacional se votaron leyes como la de "Zonas Frías", el impuesto a las grandes fortunas "que es modelo en el mundo y fue muy importante para hacer frente a inversiones imprescindibles", el monotributo, reducir la alícuota del impuesto a las ganancias para las pymes, y que ninguna fue acompañada por JxC.

"La oposición siempre tiene un palo en la rueda para poner. Es una oposición que no estuvo a la altura. Como dice nuestro gobernador, es como si en un incendio en lugar de ayudar con el agua estén avivando el fuego; nunca agarraron un balde" ejemplificó.

"Nos endeudaron en casi 50 mil millones de dólares, no nos dejaron margen para tomar un peso prestado de afuera que tan necesario hubiese sido. Pero los que devastaron a la Argentina van a los canales de TV porteños y dicen cómo tendrían que haber sido las cosas. Hasta Rubinstein (ex secretario de salud de Macri) habla, que permitió degradar su ministerio, dejó vencer 4 millones de vacunas y permitió el regreso del sarampión a la Argentina" cuestionó.

Liliana se refirió a reuniones con empresarios estas semanas, tanto en Olavarría como en Azul.

"Me gustaría que la gente los escuchara. Lo primero que nos dicen es que en 2018 y 2019 estuvieron totalmente estancados y que en pandemia se están recuperando, pero porque nuestro gobierno acompañó con políticas públicas. Al Banco Provincia lo entregaron destruido, estaba puesto al servicio de la timba financiera, y lo dicen los empresarios: hoy es otra cosa, ofrece tasas al 23%, no al 120% como durante la gestión Vidal" contó.

"Con una desfachatez tremenda nos acusan de que nosotros tenemos un problema ideológico con el campo. Al contrario, los caminos rurales se están arreglando con dinero de la Provincia para que puedan sacar la riqueza y llegar con su producción a los puertos; hay créditos para el agro. Es muy duro, en un momento como éste, de tanto dolor, una oposición en una postura tan triste" lamentó.

Liliana Schwindt analizó estos últimos meses de una etapa de su vida política, con la concreción de la Ley de Zonas Frías: "Eso me pone muy feliz. Me despido de una gestión con un logro, habiendo concretado una ley que fue parte del reclamo de toda una región. Yo quería trabajar la ley en el Congreso y encontré en Máximo Kirchner la persona que entendió, que apoyó, que dijo 'vamos a pelearla', y después se alineó todo".

Frente a inquietudes de última hora sobre la liquidación de las facturas de gas, Liliana pidió que "la ansiedad no se apodere de la gente. Las leyes tienen un tiempo desde que se votan hasta que se reglamentan. Se hizo todo lo más rápido que se pudo y el beneficio se va a ver recién reflejado plenamente en la próxima factura. En esta se ve mermado porque se empezó a aplicar el 5 de agosto".

"Lo importante es que se trata de un beneficio que va a quedar de por vida, porque el fondo fiduciario se votó por 10 años y es muy difícil que alguien luego trate de sacarlo. Aunque uno nunca sabe, porque por ahí aparecen un Macri o un Aranguren para reírse de las necesidades de la gente" ironizó.

La charla se cerró sobre las expectativas puestas en el rol que espera cumplir en La Plata.

"Hay estrategias que se definen en los lugares más importantes de la política. Yo soy orgánica y acato lo que mi fuerza considera mejor, y en este caso se decidió que lo mejor era una fórmula que incluya a 'Bali' Buca, con un ex intendente de una gestión que le cambió la cara a Bolívar, conocido en la zona y se evaluó que era la mejor opción para la Provincia, y yo estoy contenta de que así sea" explicó.

En este cambio, resaltó que una labor parlamentaria a nivel provincial le va a permitir estar más cerca de las necesidades cotidianas de la gente y el lugar.

Y anticipó algunas ideas: "Tengo pensado algo que debemos explotar, y lo he conversado con el gobernador, como es el turismo regional. Tenemos una provincia hermosa, pero siempre se acentúan las bondades de la costa atlántica, Sierra de la Ventana o Tandil, y hay muchas más oportunidades de desarrollo turístico".

"Debemos apuntar a esta industria sin chimeneas que también da mucho trabajo. A Tapalqué con sus aguas termales; Azul con su turismo cultural, porque es una ciudad cervantina, porque tiene turismo religioso, por la obra del arquitecto Salamone, y nosotros podemos proponer un turismo asociado a la cultura, a la minería, a nuestros paisajes serranos" subrayó la diputada Schwindt.

También habló de "un impulso a la puesta en valor de la producción agropecuaria, al desarrollo de un polo educativo y traer a la región nuevas carreras que tengan que ver con la industria del conocimiento. Y el tema ambiental, ya que todos estos problemas que estamos sufriendo se deben al poco cuidado que hemos tenido con el medio ambiente".

Para cerrar, dijo que la administración Kicillof también necesita "bancas y mayoría en el Senado, no para hacer lo que se nos antoje, porque somos democráticos, nos gusta el debate, pero sí para poder avanzar, sacar las leyes que se necesitan, destrabar nombramientos y no estar a merced de una oposición que sólo entiende la política desde su postura obstruccionista y extorsionadora para dar los votos".

"Tenemos una provincia muy grande, con problemáticas diversas y muy graves, y nuestro gobernador tiene la firme voluntad de levantarla, de pelear por más coparticipación, de buscar más recursos. El potencial es increíble, pero necesitamos la decisión política para acompañar a la industria, al campo, la educación" expuso.

Con el otro oído en cuestiones pre-electorales que golpeaban a la puerta de su oficina o sonaban en otros teléfonos mientras la charla se desvanecía, Liliana Schwindt opinó que "hay mucho por hacer y espero que mis vecinos me acompañen y que confíen en que, así como trabajé para conseguir la ley de zonas frías, podamos seguir trabajando para desarrollar plenamente nuestra región y la ciudad. Cuando yo era chica el eslogan era 'Olavarría - Ciudad del Trabajo', y a eso hay que recuperarlo".