07.09 | La Madrid Nuevas medidas para la presencialidad en las escuelas

"La resolución no está pensada en función de los espacios que existen en los establecimientos"

Los consejeros escolares de La Madrid plantearon cómo es la implementación de las disposiciones y plantearon que "no hubo consultas" ni "conocimiento del territorio".

Las autoridades del Consejo Escolar de General La Madrid se expresaron acerca de las medidas que dispuso la DGCyE para lograr la presencialidad en las escuelas. "Estamos de acuerdo con que los alumnos estén en las aulas pero no se pueden comunicar de un día para otro", plantearon los responsables y se quejaron que la falta de anticipación obligó a los directivos de las instituciones "a ingeniárselas" para dar cumplimiento a las directrices.

Desde el miércoles pasado cambió el protocolo por lo que en la mayoría de los casos se unificaron las burbujas que funcionaron desde el inicio del ciclo lectivo.

"La decisión fue de un día para el otro sin tener en cuenta muchas realidades de escuelas en las que no es posible. Lo que nos piden es que las mesas sean individuales pero en la mayoría de los establecimientos son bipersonales", comentaron.

"Hay que reacomodarse con lo que tenemos", lamentaron los consejeros que insistieron en la necesidad de hacer las inversiones necesarias.

Para avanzar hacia la presencialidad cuidada plena del conjunto de estudiantes de cada curso durante su jornada habitual, se actualizan las medidas de cuidado relativas al distanciamiento social de referencia dentro del aula. La Dirección de Escuelas determinó que el distanciamiento social de referencia dentro del aula pasó de 1,5 metros a 90 centímetros.

"Ocurre que en muchos establecimientos hay mesas bipersonales", cuestionaron los consejeros lamatritenses.

"Hubo que reacomodar aulas con lo que se tenía. Los alumnos se deben ubicar cada 90 centímetros y tenemos aulas que son muy chiquitas, a eso hay que sumarle las mesas", repitieron y al respecto contaron que "la vez pasada se hizo un depósito extraordinario para la compra de mobiliario pero ahora nos respondieron que no habrá nuevas partidas".

"En los casos excepcionales donde no se pueda cumplir con la distancia de referencia se procurará mantener siempre la máxima distancia posible entre estudiantes debiendo respetarse en todos los casos un aforo de 1 metro cuadrado por persona", plantea la resolución provincial.

Los consejeros repitieron: "estamos de acuerdo en que los alumnos tienen que estar en las escuelas pero se debería haber hecho una consulta previa para saber la situación en territorio".

Por otro lado los funcionarios señalaron que "también está la cuestión de los servicios que tienen doble escolaridad, especialmente aquellas rurales, con servicio de comedor. Hasta el momento no nos han dado respuestas de cómo va a ser el servicio... La resolución no está pensada en función de los espacios que existen en los establecimientos".

"Es necesario que los alumnos estén en las escuelas pero hay muchas cosas que no se han pensado: los espacios, las mesas, cómo es el funcionamiento de los recreos. Hay medidas apresuradas que no han sido pensadas sin conocer el territorio", cerraron los consejeros escolares de La Madrid.