08.09 | Información General 

En Urquiza Sur, los vecinos siguen reclamando la presencia del Municipio

Hace más de una semana presentaron el reclamo formal con una carta dirigida al Intendente, pero los reclamos comenzaron antes de manera individual. A los pocos minutos de comenzar a llover, la zona del Urquiza y el terraplén se llenó de agua.

Basura, calles de tierra en mal estado y falta de obra hidráulica que permita que la zona no se inunde. A los reclamos que ya viene realizando un grupo de vecinos de Urquiza Sur se sumó ayer la lluvia, que empeoró el escenario.

El sector comprende la avenida Urquiza desde calle Rossi (donde termina el barrio Bancario I) hasta calle N° 2 "Quebrada de Humahuaca", del otro lado del terraplén, y entre calle A. Castro y avenida Pellegrini. Allí, la inseguridad se mezcla con depósitos de basura al aire libre, malezas altísimas y servicios que no llegan. Y ayer, la situación se agravó por el clima.

EL POPULAR hizo una recorrida por el lugar luego de que varios vecinos tomaran contacto con este Diario para exponer su preocupación e impotencia. "Lo que queremos es que por favor algún funcionario venga, mire cómo estamos y nos escuche", plantearon.

Urquiza y calle 8 fue el punto de encuentro. Allí está el terraplén y salta a la vista la inexistencia de alcantarillas que permitan tener un drenaje más allá del canal, algo que se hace más evidente en días como los de ayer.

"Acá hay vecinos nuevos, es una zona que se está poblando y seguimos viviendo sin soluciones a los problemas más básicos", planteaban mientras señalaban una especie de basural que fue creciendo y sobre el cual nadie da respuestas.

Y contaban que "cuando llueve por varias horas o todo un día esto se inunda todo, es imposible salir". Sobre el terraplén antes había un badén, pero "construyeron un puente para pasar y nunca hicieron la obra de alcantarillas, razón por la cual desde el terraplén hasta calle 2 -donde corta la Avenida- queda todo el sector inundado".

Pero además, "se complica mucho el acceso al lugar", con cuadras sin cordón cuneta y varios autos en desuso que ocupan parte de la avenida, en la intersección con calle 10. Esa cuadra, "figura asfaltada, pero no tiene asfalto", volvieron a contar los vecinos sorprendidos porque desde allí hacia el terraplén el camino sigue siendo de tierra, "a pesar de que figure lo contrario, es como si alguien se hubiese olvidado de terminar lo que empezó".

Lo que piden es que haya presencia municipal. "Acá nadie viene, estamos como aislados", expresaron los vecinos que forman parte del grupo que se creó para iniciar reclamos en conjunto.

En este camino, primero se organizaron, realizaron asambleas, crearon un grupo de whatsapp, hasta formaron una especie de comisión con el objetivo de conseguir mejorar para un barrio que no ha tenido respuestas oficiales. Luego, decidieron elevar una nota al Intendente y juntaron firmas entre quienes habitan la zona.

Pero, "todavía nadie respondió, nadie se acercó hasta acá y ni siquiera han tomado contacto con nosotros", remarcaron.

La situación

Pasaron ocho días desde que la agrupación que nuclea a vecinos del barrio Urquiza Sur entregaron un reclamo formal al Intendente a través de una nota que reunió unas 50 firmas.

A poco más de una semana todavía "nadie se comunicó con nosotros, ningún funcionario", contaron ayer durante la breve recorrida.

En aquella nota que presentaron al Municipio el 30 de agosto, los vecinos exponían que "en la zona mencionada se han construido muchas viviendas donde viven familias con un buen numero de niños/as y adolescentes que concurren habitualmente a la escuela, con un difícil transitar debido al mal estado de las calles".

Días antes habían realizado una asamblea donde se plantearon muchas otras inquietudes. Lo cierto es que los vecinos del sector se organizaron y decidieron dar visibilidad a sus reclamos. Pero además, hicieron carteles "con gastos que corrieron de nuestros bolsillos", en un intento de prevenir que la gente arroje basura en sitios no aptos.

Entre otras acciones, limpiaron el terralplén para que los más pequeños del barrio tuvieran un espacio verde donde jugar.

Pero el principal problema son las calles angostas que se llenan de basura y que no tienen todavía ni siquiera agua potable. En aquel punto de Olavarría, "ahora se está construyendo muchísimo. La zona está creciendo, la gente compra un terrenito y se va haciendo la casa. Es un barrio lindo, pero el problema más que nada es qué hacemos con la forma de vivir. Estamos teniendo muchos problemas de tránsito también porque las calles no se arreglan, el terraplén está lleno de malezas y pastos altos, además de basura que tira la gente", plantearon en una jornada de mucha lluvia donde el escenario empeora todavía más.