09.09 | Información General Hilario Galli, secretario de Gobierno municipal

"Seguir con el sistema de transporte público en pie y sano creo que ha sido un gran éxito"

El funcionario respondió a las quejas e inquietudes de los usuarios por las falencias en el servicio, e hizo una reveladora comparación entre los números actuales y los que existían dos años atrás.

Daniel Lovano

[email protected]

Por obra y gracia de esta pandemia, esos parámetros que permiten sacar conclusiones han dejado de ser interanuales para pasar a ser "inter - bianuales" y tal vez, en caso de demorarse el regreso a la tan ansiada vieja normalidad, en no mucho tiempo podría ser de tres años el espacio arbitrario elegido para estos efectos.

Ningún dato estadístico, ninguna realidad social o económica puede ser analizada hoy en función a lo que revelaban un año atrás -con el coronavirus en uno de sus momentos más críticos-, sino que hay que remitirse como mínimo a lo que sucedía a la misma altura, pero en 2019.

En función de lo que decían los números hace dos años es que el secretario de Gobierno municipal, Hilario Galli, se animó a decir que haber sostenido el transporte urbano e interurbano de pasajeros en Olavarría "ha sido gran éxito".

"La verdad es que hemos logrado en todo momento tener un buen equilibrio entre lo que demandaba el usuario, las restricciones del protocolo sanitario y la estructura de costos de las empresas" analizó.

En este sentido, dijo que "ha sido una merma interesantísima la que tuvieron los colectivos respecto de la cantidad de usuarios. Han llegado a tener un 10% de lo que tenían usualmente y eso, por supuesto, quiebra cualquier tipo de estructura, y hemos tenido que mantener muy finita la comunicación, tanto para los reclamos hacia las empresas como para poder coordinar en conjunto todo el sistema".

Ahí fue cuando valoró que "el hecho de haber sorteado esta pandemia, aunque no haya terminado aún, pero saliendo airosos de las curvas más preocupantes, y seguir con nuestro transporte público en pie y sano creo que ha sido un gran éxito".

Galli abordó también la cuestión "frecuencias" y desarrolló: "A partir de este lunes se ampliaron, y estamos en las calles desde las 6 de la mañana hasta las 22.30 en el caso del transporte urbano, y en el interurbano el último colectivo que sale desde Olavarría es a las 10 de la noche y está dando la vuelta desde las localidades a las 11 más o menos".

Sobre el lapso entre pasadas, recordó que se estaban manejando ritmos de entre 30 y 40 minutos entre coche y coche, y se redujeron a entre 20 y 30'. "Todo esto hay que analizarlo en el contexto de que aún sigue subiendo muy poca cantidad de gente a los colectivos" advirtió.

Entonces hizo referencia al parangón: "En agosto de 2019 estábamos cortando 120 mil boletos mensuales pagos en el transporte urbano, sin contar los estudiantiles, y en agosto de 2021 cortamos 30 mil. Hay una merma significativa, sin olvidarse de que desde 2019 no se aumenta la tarifa".

El secretario de Gobierno indicó que "en una estructura de costos tienen que estar equilibradas los ingresos con los egresos. Históricamente la mitad de los ingresos de las empresas venían de los subsidios nacionales y provinciales, y la otra mitad del corte de boletos".

"Si hoy ese corte de boleto no sufrió un aumento de tarifa, y además está a un cuarto de los promedios históricos, de alguna manera los números las empresas hay que compensarlos con alguna revisión en los costos. Por eso que a veces tiene esa contrapartida que la frecuencia no es la esperada, porque a mayores frecuencias son más los turnos de choferes que hay que pagar, más combustible que consumir, es mayor el desgaste de los micros, y la verdad es que hoy no existe una convalidación de los subsidios, ni de la tarifa" señaló.

Según Galli, las empresas de transporte acaban de cobrar los subsidios correspondientes a junio, "y se están debiendo los de julio y agosto. Por eso digo que es un éxito tener el sistema que tenemos" y acotó que "Pergamino hace un mes se quedó sin transporte público por estas mismas condiciones y porque no supieron manejar el equilibrio como lo hicimos nosotros".

Hasta el Diario han llegado durante muchos meses quejas por la magra, y hasta inexistentes, frecuencias de los días domingo y feriados.

"El lunes hicimos una gran modificación, porque ya la movilidad de la Ciudad tiene registros más amplios, entonces ahora van a volver domingos y feriados, aunque obviamente en una frecuencia más reducida, no con lo que sucedía normalmente, pero por lo menos vamos a tener colectivos girando en las calles" rescató.

Otra evaluación pedida al funcionario fue sobre la calidad del servicio en los horarios "pico", como representan ingreso y salidas de los estudiantes, y el respeto a las imposiciones sanitarias cuando las unidades se completan.

"No hay denuncias al 147, por eso yo siempre digo el mismo mensaje parroquial: a nosotros nos sirve más un llamado al 147 que una denuncia en los medios; tampoco tenemos muchos reclamos en los horarios pico porque no hay mucho corte de boleto estudiantil gratuito. Estamos en una baja enorme. Volvemos a agosto de 2021 contra agosto de 2019, y bajamos de 90 mil a 9 mil ahora" graficó.

"No pido que llamen al 147 por una cuestión de disciplinamiento; si la gente quiere denunciar en los medios que lo haga, pero que también lo haga en el 147 porque a mí me da la posibilidad de hacer una trazabilidad del reclamo. Ingresa al sistema y estoy obligado a darle una respuesta" subrayó.

Galli aseguró que las medidas sanitarias se respetan. "Hoy por hoy los colectivos ya pueden funcionar con gente en todos los asientos y gente parada. En este caso al no tener las aglomeraciones que solíamos tener no hay reclamos de falta de cumplimiento" marcó.

¿Colectivos con ventanillas abiertas o cerradas? "Se trata de que se viaje con las ventanillas abiertas, pero hay días que ir con las ventanillas abiertas es hasta por ahí contraproducente, con 10 grados bajo cero de sensación térmica a las 6 de la mañana. Es hasta peor el remedio que la enfermedad" respondió.

El embotellamiento nuestro de cada momento

Hace tanto tiempo ya que (por aquella polémica decisión en la parte final del gobierno de Helios Eseverri) se reemplazaron los semáforos por rotondas en los cruces de las principales avenidas que es difícil hacer un ejercicio de memoria acerca de lo que sucedía en Pringles y Del Valle.

Hoy, en varios momentos del día es una tortura intentar pasar de un lado al otro de las vías del ferrocarril y, no pocas veces, en sentido al centro la fila india empieza en la intersección y llega a la altura de la sede de la Policía Federal. Y más allá también.

El tema dio lugar, durante el primer mandato de Ezequiel Galli, a una consulta a los vecinos en redes sociales si preferían rotonda como ahora o semáforos como antes.

Para el otro Galli, Hilario, no sería una solución retroceder en el tiempo. "Al margen de esto, cuando estaba el semáforo el problema era otro, que con la barrera baja el que venía por la Del Valle no sabía si doblar o esperar" precisó.

"La única solución real que tenemos ahí es un paso a nivel subterráneo, o un puente como en la avenida Colón, pero estamos hablando de inversión exorbitante para estos tiempos. Sino es cambiar un problema para agarrarse otro" opinó.

"Me parece que hoy, si dispusiéramos de esa plata, hay otras cuestiones un poco más urgentes. Ahora, si mañana viene el Ministerio de Transporte para decirme que tiene para darme un paso a nivel y dónde lo quiero. 'Ah, ponémelo acá' le digo. Y hay que considerar también que en Olavarría está habiendo muchísimo tráfico; es una locura" reconoció.