19.09 | Información General SUPLEMENTO FINDE

Andrea Milano: "Me encanta que los lectores participen durante el proceso de cada novela"

En los últimos años la autora olavarriense se fue haciendo de un lugar dentro del género romántico-histórico y su legión de lectores hizo que su última novela tuviera, a pocos días de salida, una nueva edición. "Hasta que te vuelva a ver" es la primera parte de la trilogía en la que Andrea Milano narra las peripecias de dos familias cuyos destinos se cruzan como consecuencia de la Segunda Guerra

Rodrigo Fernández [email protected]

"Escribo la historia que a mí, como lectora, me gustaría leer" dice Andrea Milano, la escritora olavarriense que a fuerza de mucho trabajo logró ubicarse entre las autores más leídas del país. "Hasta que te vuelva a ver" acaba de publicarse a principios de septiembre y en pocos días agotó su primera impresión. Con una segunda edición en camino, la autora menciona el buen recibimiento que tuvo en los lectores y también en los colegas. En diálogo con FINDE confiesa que uno de sus "sueños, y de las metas a lograr, es poder llegar a otros países y que mis libros atraviesen las fronteras de Argentina. Ojalá se dé. Sé que de parte de Penguin Randon House está la intensión de apuntar al público internacional con esta novela. Así que veremos qué nos depara el destino".

Una idea que dio nacimiento a la historia

La idea principal de "Hasta que te vuelva a ver", dice la autora, "venía germinando desde hace mucho tiempo en mi cabeza. Exactamente desde que tenía 13 años y leí el "Diario de Ana Frank".En ese entonces conocí por primera vez el significado de las palabras "holocausto", "campos de concentración" y "nazismo". Hace pocos años vio de "casualidad" una película y aquella idea volvió a su cabeza.

"Los niños de Windermere" cuenta que cómo el gobierno británico gracias a un programa de reinserción brindó ayuda a los jóvenes sobrevivientes de los campos de exterminio durante la Segunda Guerra Mundial" cuenta y recuerda que luego compró el libro donde pudo leer los testimonios de los chicos y chicas que "lo perdieron todo en la guerra y tuvieron que aprender a desenvolverse en un mundo que les resultaba totalmente ajeno".

"A partir de ahí tuve que dejar volar mi imaginación para que la historia ficticia se mezclara con la verdadera" afirma. De esta forma Isabela, la protagonista de la novela, "se convirtió en una de las niñas de Windermere que terminaría llegando a Buenos Aires gracias a la intervención de la Cruz Roja Internacional." "El trabajo de investigación fue bastante arduo, reconoce, porque en esta novela me voy moviendo por diferentes escenarios, desde la Europa ocupada por los nazis hasta el Buenos Aires de los años 40'.Leí muchísimo antes de sentarme a escribir y lo seguí haciendo durante el proceso de escritura para tratar de ceñirme con rigurosidad a los hechos reales pero siempre jugando con la ficción".

Andrea Milano define a "Hasta que te vuelva a ver" como "una novela histórica con grandes dosis de amor, drama e intriga" y cuenta que "la idea que surgió casi desde el inicio eses escribir una trama familiar donde tres de los hermanos Navarro Soler sean los protagonistas"

Escritora y lectora

"Me gusta trabajar en una sola novela, varias novelas a la vez. No centrarme solamente en los protagonistas sino también en los personajes secundarios. Que tengan sus propias historias y que no estén solamente como "actores de reparto", explica y resalta: "Quiero que pesen dentro de la trama. En "Hasta que te vuelva a ver" pude desarrollar paralelamente a la historia de Isabela y Santiago, la de personajes como Francisco, Nina, Magdalena, Pedro, Rosario, Débora. Cada uno de ellos tiene algo que contarnos. Hay ingredientes que no pueden faltar en mis novelas: intriga, drama, pasión, y por qué no, algún misterio que resolver". "Me gusta que en mis novelas se conjuguen diversos géneros y no encasillarlas dentro de uno solo" afirma.

"Una historia puede surgir de la manera mas insólita. En un sueño, por ejemplo, o cuando estás investigando para una novela y terminas encontrando algún detalles del cual tirar para contar otra historia completamente diferente" dice.

"Hay historias que necesito escribirlas con cierta urgencia y tengo que hacerlo porque de otra manera sus personajes me "atormentarán" hasta que se salgan con la suya" dice riéndose.

"Escribo la historia que, a mí, como lectora, me gustaría leer. Sin embargo, a medida que la novela avanza es inevitable no pensar en ellos, dice con respecto a los lectores, porque me acompañan durante todo el proceso creativo".

"Llevo 14 años publicando y como me he movido en diferentes géneros literarios, hay lectores que me seguían como autora de policiales y se animaron a leerme en histórica y viceversa. Los lectores tienen gran incidencia en mi obra. Por ejemplo, cuando te dicen que les gustaría que este personaje o aquel, tuviesen su propia novela. Es imposible complacer a todos pero nunca dejo de escuchar sus sugerencias" "Una novela me tiene que enganchar desde las primeras páginas. Si llego a la 50 y no lo logra, difícilmente consiga atraparme de verdad y termino leyendo más por compromiso o por no abandonar un libro sin terminarlo. La historia tiene que conmoverme, enojarme, enamorarme, provocarme escalofríos o hacerme reír. Si transito por alguna de esas emociones durante la lectura, sin dudas, esa novela cumplió su objetivo".

"Trato de meterme en la historia que estoy leyendo solo como lectora, pero es inevitable leer como escritora y pensar, "yo hubiese dicho esto de otra manera" "me hubiese gustado un personaje así para una de mis novelas" "qué buena vuelta de tuerca" o "ese final no me lo esperaba" Soy exigente con las obras de los demás porque también lo soy de mis propias obras. Leo y releo antes de enviar el manuscrito a mi editora y nunca me parece suficiente" declara.

"Leo mucho para documentarme, pero cuando encuentro tiempo, leo solo por ocio y libros que no tienen nada que ver con la historia que estoy escribiendo. No me cuesta demasiado apartarme de los temas relacionados con el material de investigación, aunque durante esos períodos suelo leer menos ficción, por obvias razones: ¡el tiempo no alcanza! Igual siempre encuentro un ratito para perderme en alguna buena historia mientras la pila de pendientes sigue creciendo" dice.

¿Volverá la pelirroja?

"Sé que hay muchos lectores que quieren que siga o retome la serie de policial nórdico protagonizada por Greta Lindberg y que publiqué con el seudónimo de Lena Svensson; pero por ahora lo veo poco probable" reconoce y señala que actualmente "estoy volcada de lleno a la novela histórica, aunque en algún rincón de mi imaginación todavía tengo deseos de volver a Suecia y escribir más novelas policiales. No depende solo de mí. Ahora estoy publicando en otra editorial y hay que ver si están interesados en publicar algo mío bajo ese género. No le cierro las puertas a Greta, al menos no definitivamente. Quizá algún día la pelirroja vuelva a las andadas", afirma.