23.09 

La pandemia, la primavera y los "nuevos" egresados

Hoy, los egresados en pandemia tuvieron menos tiempo para organizarse y en su indumentaria, al menos, optaron por algo más sencillo. En este Estilo de Vida repasamos los diseños y colores de las promos de este 2021.

"Empezamos el año sin saber ni siquiera si iban a tener la posibilidad de encontrarse con sus compañeros en algún momento del año" relató Sonia, mamá de una egresada 2021. Es que lo que sucedió el año pasado dejó a los estudiantes de secundaria, sobre todo a los del último año, con mucha expectativa. El verano 2020/2021 terminó con más preguntas que respuestas.

"A medida que veíamos que se comenzaba la vacunación con muchos padres empezamos a preguntarnos qué hacíamos con los chicos este año que iban a querer volver a la vida de antes y teníamos miedo", contó la mamá de Nahiara, egresada de un colegio privado de nuestra ciudad. Si bien mucho de lo que se va haciendo lo definen los mismos jóvenes (que han instalado días como el UPD), los papás y mamás están detrás. En tiempos de pandemia el acompañamiento y el sostén fue, quizás, mayor por parte de los adultos. "Con mi otro hijo que egresó en 2017 fue completamente diferente. Era como que ya sabíamos todo lo que se venía y contamos con tiempo de organizarnos con todo. Y contábamos con el dinero también para todos los gastos del viaje, la ropa, la fiesta. Este año era imposible pensar eso y menos organizarlo desde el año pasado".

La pandemia hizo que el viaje a Bariloche quede como un recuerdo de lo que acostumbraban generaciones pasadas y ahora muchos grupos optan por hacer viajes cortos con amigos en verano y no faltan los que se ven entusiasmados con grandes tentaciones como las del algún crucero que se ofrece a los egresados desde ciertas empresas.

El distintivo fue algo especial. Si bien los egresados 2021, en su mayoría contaban con el pre-distintivo (que se usa todo el año), el hecho de diseñar algo especial para usar los últimos meses del año fue tarea de hace algunas semanas atrás.

Los egresados de diferentes escuelas y costureras y diseñadoras aseguraron que hasta que no se supo con precisión cómo sería la concurrencia a clases en la segunda mitad del año, nadie pensó en hacer distintivo.

Lo que vemos en las calles por estos días son indumentarias ya no tan llamativas sino que las promos han optado por diseños más clásicos, colores pastel y hay una cierta discreción en la ropa. "Qué bueno que eligieron eso porque lo pueden seguir usando en el verano o el año que viene", manifiesta con alivio Sonia ya que como mamá ve que muchas veces "los distintivos más locos después los dejan guardados y son muy caros".

El factor económico quizás sea una respuesta a esta indumentaria más "seria". Lo cierto es que los colores extraños, los cuadrados, líneas, picos parecen haber quedado en el tiempo. Y algunas diseñadoras en este Estilo de Vida lo confirman.