18.10 | Información General 

Lazos y actividades en un "Mes Rosa"

A nivel mundial, solo en el 2020 murieron 68.500 personas a causa del cáncer de mama. En nuestra ciudad se realizan distintas tareas para concientizar sobre la importancia de realizarse chequeos médicos, aunque recién ahora se retornó a la presencialidad tras las medidas sanitarias que impusieron la virtualidad como medio para generar conciencia. Un recorrido histórico de la campaña y cómo trabajan en Olavarría para prevenir.

Maxi Cooper Pondarré/Facso

Se conoce como "Mes Rosa" a la importante campaña de concientización sobre la lucha contra el cáncer de mama que se viene realizando a nivel nacional e internacional. En este marco, se suelen hacer muchas actividades con el objetivo de fomentar y concientizar a la población sobre esta enfermedad, entre ellas hay conferencias, repartos de folletos, se colocan lazos rosas en vidrieras de distintos comercios y se iluminan los edificios estatales con el mismo color.

Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que durante el 2020 fallecieron 68.500 personas de cáncer de mama, y se diagnosticaron a 2,3 millones de mujeres con esta enfermedad.

El número de muertes a nivel global va en aumento, especialmente en los países en desarrollo, donde la mayoría de los casos se diagnostican en fases avanzadas, de acuerdo con los datos que brinda el organismo internacional en su portal.

En una reciente encuesta que publicó el sitio Diarios Bonaerense, realizado por la Fundación Avón, reveló que en Argentina 8 de cada 10 mujeres de más de 40 años se hizo al menos una mamografía en su vida y el 60% declara ir una vez al año a realizarse una.

Además, 7 de cada 10 argentinas no realizaron la visita al médico para los controles preventivos del cáncer de mama durante la pandemia y solo el 22% realizó consultas virtuales para mantener la frecuencia anual de sus chequeos, según la Encuesta Nacional.

La OMS, explica que el "cáncer de mama se origina en las células del revestimiento (epitelio) de los conductos (85%) o lóbulos (15%) del tejido glandular de los senos" .

Y agrega que "al comienzo, el tumor canceroso está confinado en el conducto o lóbulo (in situ), donde generalmente no causa síntomas y tiene un mínimo potencial de diseminación (metástasis)", y "con el paso del tiempo, este cáncer puede progresar e invadir el tejido mamario circundante, y a continuación se propaga a los ganglios linfáticos cercanos, como también a otros organismos",

Con respecto al tratamiento puede "ser muy eficaz, en particular cuando la enfermedad se detecta temprano. A menudo el tratamiento consiste en una combinación de extirpación quirúrgica, radioterapia y medicación (terapia hormonal, quimioterapia y/o terapia biológica dirigida) para tratar el cáncer microscópico que se ha propagado del tumor mamario a través de la sangre. Por consiguiente, ese tratamiento, que puede impedir la progresión y diseminación del cáncer, salva vidas", según se menciona en el portal de la Organización Mundial de la Salud.

La iniciativa

Las primeras campañas se remontan en el año 1983, en Dallas, Texas, Estados Unidos, en la cual muchas instituciones de salud de ese país, trataron de ver de que manera podían hacer una mejor concientización del cáncer de mama, sin tener la necesidad de saturar con datos e informaciones técnicas a las mujeres, entonces pensaron que lo mejor sería organizar una maratón con la idea de recaudar fondos que ayudaran a solventar los tratamientos médicos y psicológicos de mujeres que habían sido diagnosticadas con esta patología.

En esa primera carrera de cinco kilómetros hubo 700 atletas, la mayoría eran sobrevivientes al cáncer o tenían familiares combatiendo la enfermedad, con esta iniciativa muchas clínicas empezaron a brindar exámenes gratuitos de mamografías.

En 1988 la Organización Mundial de la Salud declaró a Octubre como el "Mes Rosa" puntualizando el 19 de octubre como el día internacional de la lucha contra el cáncer de mama.

De a poco esta campaña se fue replicando por todo el mundo, esta era una oportunidad para que muchas empresas y organizaciones sociales realizaran acciones solidarias para recaudar fondos que luego se destinarían a las mujeres de bajos recursos que transitaban esta enfermedad, asimismo se promovía en la necesidad de los cuidados y controles médicos.

Lee la nota completa en la edición impresa