Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

Buenas señales de la industria de la construcción

El Procrear empuja, los mini emprendimientos familiares traccionan, grandes obras se inauguran y se proyectan, el desabastecimiento es parte del pasado

Se puede palpar en la calle, mirando a la altura de los ojos los micro emprendimientos familiares, pero también alzando la vista al cielo en las grandes apuestas inmobiliarias: la construcción está dando buenas señales en Olavarría y así lo testificaron fuentes del sector consultadas para esta producción.

La situación del rubro bloquero suele ser un buen indicador sobre el momento de la industria de la construcción y una de las firmas líderes del mercado olavarriense está en laprimera esquina de la entrada a Sierra Chica.

Aunque se llama Juan Carlos Urban casi nadie lo conoce por fuera de su apodo "Pochito" (su apodo, y el nombre de la fábrica de bloques), quien no dudó en afirmar que "con la mano en el corazón, y entendiendo que hay gente que la está pasando mal, diría que hacía muchos años que no llegábamos a este momento".

"Hoy puedo confesar que me acuesto cansado, pero de trabajar porque la producción es mucha, la demanda es alta, me cuesta decirle al cliente que me va a tener que esperar 15 días; hace unos años me acostaba estresado por las deudas y los kilombos que tenía porque no le vendía un bloque a nadie" sintetizó.

"Si tengo que hablar por mi situación particular, debo deber que estamos de maravillas. Tal es así que puse un cartel en el frente de la bloquera que por 30 y 60 días no puedo vender más bloques de los que tengo vendidos. Estoy con la producción completa comprada" reveló.

Desde su punto de vista, "la construcción está trabajando a pleno. En muchos, pero muchos años, nunca llegué a vender lo que vendí la semana pasada: cargué 9 equipos. Más de lo que produzco, diga que tenía buena existencia en stock".

"Pochito" abastece el mercado local, pero también llega a sectores insospechados.

"Si se trata de emprendimientos grandes, vendí a Otamendi para una chanchería donde tienen que hacer 16 galpones; también para un plan tipo Procrear en Neuquén; en Bahía Blanca estoy abasteciendo la construcción de galpones para guardar cosechadoras" describió.

Además, suministra esta materia prima para un emprendimiento inmobiliario en la balnearia Monte Hermoso; de Cañuelas requieren sus bloques para galpones y de Olavarría, Azul y Bahía Blanca hay una importante demanda del Plan Procrear del gobierno nacional.

"La semana pasada mandé tres equipos con bloques a Azul para un barrio que se abrió de 40 viviendas" acotó.

En su caso, no tiene problemas para conseguir los insumos.

"Trato de mantenerme cubierto. Ahora se vienen las fiestas y ya encargué 30 chasis de arena, un equipo de cemento porque nosotros trabajamos hasta el 24 y volvemos a trabajar el 26"

En este marco, su expectativa es volver al plantel que tenía en las mejores épocas: "Hoy día somos 8 trabajando, pero calculo que de seguir todo bien después de las fiestas voy a sumar otros cuatro operarios, para ser los 12 que éramos en las grandes épocas".

Marcos Potes, titular de una de las firmas líderes de Olavarría, analizó la coyuntura desde su lugar. "La situación particular de nuestra empresa podemos dividirla en dos, por un lado las obras civiles industriales y por otro lado los proyectos inmobiliarios" diferenció.

"En el primero de los casos, las obras civiles industriales vienen sufriendo un poco un retroceso y tiene que ver con la finalización de la nueva planta en L'Amalí, donde creo veníamos trabajandotodas las empresas de Olavarría, entonces las 'obras llave en mano' no están surgiendo. Sí hay trabajos de mantenimiento en fábricas, pero no son de gran envergadura" indicó.

Al referirse a los proyectos inmobiliarios, analizó que "en nuestro caso particular venimos trabajando hace años con dos o tres proyectos en simultáneo, y estamos sosteniendo el nivel de actividad".

"Tuvimos un poco de incertidumbre el año pasado, cuando parecía que íbamos a tener desabastecimiento de materiales de construcción, pero nuestro stock nos mantuvo y con el corralón de materiales que abrimos pudimos sortear ese inconveniente" dijo.

Aunque las últimas estadísticas reflejaron un retroceso en la actividad, en el último emprendimiento empresarial, el corralón de materiales, Marco comentó que "hace 5 meses que abrimos IMACO y la verdad es que hemos tenido una muy buena respuesta del público".

"Vemos mucho movimiento por el Procrear, tenemos Ahora 12, Ahora 18, se acaba de agregar Ahora 20 y eso ayuda muchísimo. No sólo les vendemos a las empresas de Olavarría y la zona, sino al público en general, al que hace las pequeñas reformas en su casa" precisó.

En el humor de la calle, Marcos Potes señaló que

cuando la brecha entre el dólar oficial y el 'blue' aumenta la gente invierte en materiales de construcción, cuando se achica el nivel de actividad baja un poco

Sobre los emprendimientos inmobiliarios de la firma, apuntó que"hace dos meses terminamos el edificio de departamentos Bosco, ahora estamos con un edificio en Lavalle y Sargento Cabral y el proyecto Los Cedros".

"Tenemos en vista futuros emprendimientos. Ya estamos proyectando otro edificio de similares características, hemos tenido entrevistas con posibles clientes. La verdad que, en ese sentido, los proyectos inmobiliarios mantienen una demanda constante y clientes satisfechos" celebró Marcos Portes.

Amílcar, vocero del corralón Alsina Materiales, ratificó el panorama optimista de los anteriores entrevistados, aunque hizo especial hincapié en la incidencia del Plan Procrear en el nivel de actividad.

"Las ventas vienen muy bien, se vende para muchas obras en construcción" sostuvo y mencionó que "los arreglos y reformas siempre estuvieron, lo que hoy provoca un movimiento muy importante es el Procrear".

"Nuestra mayor clientela son las casas particulares que se están levantado por el Procrear. Los clientes reciben la plata y con tal de que no se desvalorice hacen la compra, se les congela el precio y dejan los materiales en depósito para ir retirando a medida que los van necesitando" planteó.

El trazo grueso de la construcción es lo que tiene más salida: ladrillos huecos, cal, cemento, hierros.

"Lo concreto es que el monto que reciben no les alcanza para terminar, entonces se apuran con eso y cuando van llegando al final empiezan a comprar pisos, puertas, revestimientos, que siempre quedan para lo último ¿no?"

"Nunca hemos trabajado tanto como ahora. Creo que estamos hablando del primer plan Procrear para unos niveles de venta parecidos" subrayó.

Aquella alarma de hace unos meses sobre falta de entrega hoy no cuenta: "Se ha acomodado bastante la cosa; a principios de año estuvo complicado, pero hoy la situación es normal, sobre todo en hierro y ladrillos huecos, donde se notaban los faltantes. Hoy hay entrega".

Donde las noticias no son para celebrar es en los precios. "Siempre para arriba, los materiales siguen aumentando" lamentó.

Ultimas Noticias
Otras Noticias