Las maderas, entre lo estético y la armonía 

La maderoterapia es una técnica milenaria que aún hoy sigue vigente. En este Estilo volvemos a lo natural, nos desenchufamos de aparatos que prometen resultados mágicos, y tocamos madera.

La maderoterapia una técnica milenaria que aún hoy sigue vigente

La maderoterapia, una técnica milenaria que aún hoy sigue vigente.

En estos últimos años, se produjo una mayor conciencia del mundo con respecto a la importancia que tiene la vuelta a lo natural. En esto, materiales como la madera han tomado un protagonismo y han desterrado otras alternativas.

En este Estilo de Vida nos introducimos en una técnica milenaria que es aplicada por diferentes esteticistas y cosmiatras. Se trata de la maderoterapia, proveniente de Oriente. Alejandra Soragni (2284-689266) lo realiza en Olavarría y está teniendo resultados sumamente favorables para quienes, en su mayoría mujeres, están solicitando un cambio en su piel o músculos. " Cada una que llega es un desafío para mí, yo tengo que lograr que se vayan felices, que se sientan tranquilas. Este es un lugar donde amarse, donde aceptar su cuerpo. Evidentemente todas las que vienen se van teniendo resultados re buenos", señaló la esteticista que tiene su espacio en barrio Facundo Quiroga II. En Instagram se la encuentra como Estética Corporal Ale Soragni.

Técnicas chinas

Los orientales cuidan el cuerpo de la forma más natural posible, "en lo que comen y lo que aplican al cuerpo. Esta técnica la usaban las geishas con los samurai que se iban a la guerra y cuando volvían a sus casas después de meses o años, las geishas les daban masajes con instrumentos que hoy son los de la maderoterapia. Se basaban en ellos por ser la madera uno de los cinco elementos junto al metal, el aire, la tierra, y el fuego", comentó Alejandra Soragni.

La madera es aceptada por el cuerpo para el masaje, "reacciona muy lindo a la madera". Y en su aplicación, se dio cuenta que podía alivianar el malestar en huesos o músculos que le producían los masajes reductores manuales. "Trabajamos con nudillos, manos, brazos. Cuando vi que me dolían los huesos -y como nuestro cuerpo es único- empecé a buscar cómo alivianar el trabajo y descubrí maderoterapia y encontré una mujer que me asesora". Desde ese momento, "me enamoré, me ayudó a mi cuerpo, con el conocimiento que tengo y me permite trabajar y expresarme".

En cuanto a su método, "me preguntan cómo estoy trabajando pero lo cierto es que me voy convirtiendo en alquimista", aseguró. "Lo voy trabajando. La técnica es "Ale Soragni", todo lo que aprendo lo implemento en cada cuerpo, con el resultado se tienen que ir muchísimo mejor de lo que entraron".

De una hora a la otra, "el cuerpo va mutando, hacemos que el adiposito que se genera por termogénesis se vaya. Cuando estamos trabajando celulitis, se empieza a formar el músculo. Y es un trabajo en conjunto hasta lograr el resultado final con hermosa diferencia". Se puede aplicar en todo el cuerpo, en el rostro haciendo lifting por ejemplo con los mismos elementos pero en escala más pequeña. Alejandra se ha formado mucho en este mundo es por ello que reconoce que no hay dos sesiones iguales en su gabinete, va probando sus técnicas y viendo cuáles dan mejores resultados.

En definitiva, con las maderas , al ver que la piel mejora, que las manchas se opacan, que la flacidez desaparece, las pacientes "van sintiendo más seguridad, salen con paz y relax".

Ultimas Noticias
Otras Noticias