El MTE convoca a una movilización en apoyo a los feriantes que fueron infraccionados 

Será el lunes a las 11.30 en el Juzgado de Faltas Son unas 70 las familias que consiguen sus sustentos a través de ferias organizadas que realizan en el corsódromo los fines de semana. Pertenecen a la rama "Espacios Públicos" del MTE y aseguran que "tras las elecciones ha comenzado una suerte de hostigamiento por parte del Municipio, con Control Urbano patrullando el lugar y la Policía labrando contravenciones". Sin respuesta oficial frente al pedido de audiencias, ahora fueron citados al Juzgado.

Desde hace tiempo que denuncian "hostigamiento" y "persecución" por parte del Municipio. Dicen que solicitaron audiencias pero no tienen respuesta y ahora fueron citados por el Juzgado de Faltas a raíz de las infracciones que les fueron labradas. Se trata de unas 70 familias que realizan ferias en el sector del Corsódromo los fines de semana y que se nuclean en la rama "Espacios Públicos" del MTE.

En este marco, integrantes del movimiento convocan a una movilización para "acompañar la declaración de los compañeros feriantes". Será el lunes a las 11.30 en el Juzgado de Faltas que está a cargo del Dr. Luciano Blanco. 

"Nos multan por trabajar", definió a EL POPULAR Emiliano Llorente, uno de los referentes del MTE local. Contó que "nosotros veníamos feriando en el Corsódromo desde hace varios meses, pero el 20 de noviembre -después de las elecciones- llegó Control Urbano y nos labra un acta donde dice que tenemos que solicitar permiso en el área de Diego Robbiani (secretario de Desarrollo Humano y Calidad de Vida)".

Cuatro días después de aquel acontecimiento, "el 24 de noviembre, mandamos una carta pidiendo una reunión y explicando la situación del sector de 'Espacios Públicos'. La feria antes de esto venía funcionando normalmente, pero después de las elecciones ya no hubo invitación al diálogo. Solicitamos la reunión para poder trabajar en conjunto para regularizarla, pero nunca tuvimos respuesta".  

Para Emiliano Llorente el mensaje es claro: "no hubo intención de resolver nada, solo de no dejarnos trabajar, tratarnos como delincuentes enviando a la policía todos los fines de semanas para redactar actas, solo por querer poner el pan arriba de la mesa dignamente".

Explicó que "desde el primer día en que iniciamos nuestra actividad de feriantes estamos a disposición de las autoridades para regularizarla, ya que no solo solicitamos los correspondientes permisos para poder trabajar, sino que venimos poniendo un esfuerzo enorme para mejorar las condiciones en que desarrollamos la actividad que sustenta nuestra economía familiar, gestionando a través de un programa nacional los recursos para la fabricación de los stands, recaudando recursos para luces y demás elementos que mejorarán la calidad porque queremos que la feria crezca".

"Queremos que se frene el hostigamiento"

  El argumento "es que los comerciantes se quejan porque en esta feria se vende de todo" y lo que ven desde el MTE es que "tienen un odio hacia las organizaciones sociales", resumió.

 El MTE se organiza por ramas: la rama cartoneros con la cooperativa "Viento en Contra", la rama Sociocomunitaria a través de la cual funcionan cocinas comunitarias. La rama del Polo Productivos de Liberados que busca incluir a quienes salen de la cárcel a través del aprendizaje de oficios que generen trabajo como herrería, albañilería, jardinería y obra en general. Y está la rama de "Vientos de Libertad" donde se trabaja con consumo problemático.

En ninguna hay acompañamiento estatal. A modo de ejemplo, Llorente mencionó la cooperativa "Viento en Contra" que "tiene 130 cartoneros con un trabajo de reciclado excelente, pero en vez de incluirlos el Municipio decidió impulsar GIRO y darle la concesión a Malvinas". O la rama "Vientos de Libertad" donde "ni siquiera nos aportan con una psicóloga. Cuando hay que contratar para cortar pasto o para pintar cordones de la vereda, ese trabajo siempre cayó en manos de empresas amigas del Municipio, nunca para nosotros". En la rama Sociocomunitaria donde "ni siquiera nos ponen garrafas para los comedores".

Lo que sucede es que "por parte del Municipio no hay intenciones de colaborar para que nuestros compañeros vivan mejor. Hemos charlado con (Diego) Robbiani muchas veces y también con otros funcionarios pero nunca llegamos a un acuerdo. Ahora vamos a llegar al punto de pedir que dejen laburar a nuestros compañeros, que no pongan un peso si no quieren pero por lo menos que dejen trabajar porque ése es el sustento de todas las familias". 

Emiliano Llorente declaró que "lo que queremos es que esta feria crezca, que se regularice y que todos puedan trabajar tranquilos. Hay decenas de familias que desde hace un tiempo se organizaron colectivamente y viven de lo que allí se vende, laburo a través del cual ponen el pan en la mesa familiar y pueden mandar a sus pibes a la escuela". 

El lunes, "nuestra expectativa es que se frene el hostigamiento del Municipio, es una locura que quieran cobrar multa. Lo que queremos es reconocimiento, regularización y derechos para nuestros compañeros de la feria. Si hemos demostrado algo como organización social es que estamos abiertos al diálogo y lo que recibimos es una persecución hacia todas las ramas del MTE", cerró.

Ultimas Noticias
Otras Noticias