Vacaciones en contacto con la naturaleza

Para salir de vacaciones existen tantas alternativas como lugares en el mundo. Algunos prefieren el confort de un hotel. Otros, más aventureros, y disfrutan de acampar e ir proveyéndose de todo lo necesario durante los días de relax. Una historia de ciclistas locales en este Estilo de Vida que se suma a otras propuestas de vacaciones diferentes donde la gran novedad es el Glamping.

José y Natalia emprendieron este sueño que disfrutaron y piensan repetir

José y Natalia emprendieron este sueño que disfrutaron y piensan repetir.

Terminado el período de receso escolar, José Mogávero y Natalia Molinari -ambos docentes- decidieron emprender una hazaña en sus vacaciones: hacer el recorrido de los 7 Lagos en bicicleta. Para eso se prepararon mucho durante el año con salidas a diferentes puntos de Olavarría y ciudades vecinas.

"Nos pusimos como objetivo hacer los 7 Lagos, son 108 km desde San Martín de los Andes Villa La Angostura. Nosotros decidimos hacerlo en dos tramos de 3 días con dos noches de acampe en lugares muy agrestes. Desarmábamos la carpa y todo lo que llevábamos y salíamos de nuevo".

El martes de la semana pasada, cuando en Olavarría estábamos padeciendo las altísimas temperaturas, ellos estaban emprendiendo el viaje en bicicleta en San Martín de los Andes donde hicieron 35 km. con pendientes y curvas. Lo agradable fue que los acompañó una temperatura de 30 grados aproximadamente que les permitió disfrutar del paseo.

"De todos modos fue duro", contó José, porque "teníamos el peso de las alforjas donde tenemos con lo que vamos a vivir 4 días. Las cosas deben ser chicas para menor espacio posible". En la última parte llegaron a Villa La Angostura y fueron al camping de Uncuyo, "que cuenta con hermosas instalaciones".

"Nos tocaron 3 días de muy linda temperatura y nos pudimos bañar en ríos, lagunas. Tomamos mate en diferentes sectores habilitados y estuvimos en contacto directo con la naturaleza", relataron.

El viernes volvieron en bici desde Villa La Angostura hasta San Martín de los Andes donde "hicimos 108 km con mucho esfuerzo y con alforjas encima".

Los paisajes y el viaje fueron increíbles para la pareja. "Es una filosofía de vida, te tiene que gustar porque hay quienes quieren confort para sus vacaciones. Nosotros armamos, desarmamos el colchón inflable y la carpa, cocinamos con porciones chicas. Es lindo, se los aconsejo, no es imposible pero es duro".

Para finalizar, Natalia aseguró que "es una experiencia única, a medida que lo atravesábamos se convertía en un desafío" pero lo cumplieron. Y no habrá otras vacaciones iguales aunque sí parecidas porque hay nuevos destinos por pedalear.

Ultimas Noticias
Otras Noticias