Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

Fue golpeada con una botella en un boliche y exigen que el agresor sea detenido

La joven sufrió importantes cortes en el rostro y en el cuello por lo que tuvieron que suturarla con 15 puntos. "No voy a parar hasta que se haga justicia", expresó su madre.

María Sol Carballo, de 20 años, fue víctima de un violento ataque por parte de un hombre el pasado viernes por la noche en el interior de un boliche del barrio Pueblo Nuevo, por el que debió ser atendida por médicos y trasladada a una clínica privada. El agresor le golpeó el rostro con una botella de vidrio. Si bien fue identificado, aún no se tomaron medidas en su contra. La familia insiste en que la agresión fue intencional y buscan que la carátula sea "tentativa de homicidio".

El feroz ataque del que fue víctima Sol sucedió cuando la joven se encontraba con su novio y amigas en el interior de Fomento Bailable. Según difundió su mamá en las redes sociales, el agresor "no es ni fue novio de mi hija y no lo conocía. Esta persona tuvo hace dos meses una pelea con mis hijos en un lugar público y esto desató en él la furia de querer cobrarse aquella diferencia con mi hija, simplemente por ser su hermana".

En contacto con EL POPULAR, Carina explicó que después de esa pelea que ocurrió a mediados de diciembre sus hijos no volvieron a tener contacto con el agresor. "Ellos no suelen salir, después de esa pelea no lo vieron más y mi hija no estaba en esa pelea", refirió.

Acerca de lo que ocurrió minutos antes de las 5 de la mañana del sábado, explicó que la joven se encontró con el agresor en el patio de Fomento, sector en el que el chico le pegó un golpe de puño a lo que ella le respondió con otro golpe. "Ahí ella me contó que él le dijo 'te voy a matar' y se fue. Ella salió corriendo a buscar a un seguridad porque él salió enojado y no quería que el novio se metiera. Cuando el de seguridad le pregunta quién es, llega este tipo, levanta la botella y se la pegó en la cara".

En ese momento el agresor fue retirado del boliche y, según indicó su mamá, "ella sale corriendo porque sentía que le chorreaba la sangre y va a buscar al novio. Ahí la encuentra el encargado y le pregunta sobre quién le pegó, y lo retienen en la esquina hasta que llegó la policía". En ese contexto comenzaron a acercarse personas que "empezaron a pegarle y la policía tiró balas de gomas y gas para disuadir, porque había un montón de gente que lo estaba agrediendo", refirió.

"Lo sacan, lo levantan, lo llevan al Hospital y él se escapa", agregó Carina sobre el derrotero del agresor. Para cuando arribó la ambulancia ella ya había llegado al boliche y acompañó a su hija hasta una clínica privada.

De acuerdo con lo que le refirieron los médicos, el botellazo le provocó importantes cortes en el rostro y en el cuello, y uno de ellos pasó a un centímetro de la yugular, por lo que la suturaron con 15 puntos. Le indicaron además que la recuperación le llevará tres meses.

Tentativa de homicidio

"Les pido a cada uno de ustedes que compartan para que se haga justicia… yo no voy a parar hasta que esto ocurra", difundió Carina en las redes sociales, y agregó en contacto con EL POPULAR que lo que exigen es que el atacante quede detenido. Afortunadamente ayer María Sol se encontraba en mejor estado de salud y se recuperaba de los violentos golpes recibidos.

El sábado por la tarde la víctima realizó la denuncia en la comisaría Primera y cuenta con el asesoramiento legal del doctor Sergio Roldán. Las actuaciones fueron caratuladas de manera inicial como "lesiones gravísimas" y derivadas a la Unidad Funcional de Instrucción Nº 10 que coordina el doctor Miguel Piñeiro.

Sin embargo, la familia busca que la causa se recaratule como "tentativa de homicidio" por lo que además insistieron en que el agresor quede detenido. "Es muchísima la indignación que tenemos, vos no podés hacerle eso a una mujer. Sabemos que fue intencional porque él la amenazó y fue a buscar la botella, no fue una reacción del momento, por eso pedimos que lo detengan", agregó la mujer.

A lo largo de la nota además recordó el caso de su hijo, Nicolás Carballo, quien fue atropellado y murió en una picada que sucedió en octubre de 2017 en avenida Colón y España. "No tuvimos justicia en ese momento, ¿qué clase de justicia tenemos nosotros si yo no hago nada ante esta situación?, ¿qué le demuestro a mi hija?", se preguntó con preocupación.

Ultimas Noticias
Otras Noticias