Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

La exportación de harina y soja desató los cruces en el final de la sesión

Los bloques Juntos, UCR-Juntos y Ahora Olavarría presentaron un proyecto de comunicación expresando su repudio a la medida del gobierno nacional, la cual fue defendida por los concejales del Frente de Todos.

Sobre el final de la segunda sesión ordinaria del HCD, los bloques Juntos, UCR-Juntos y Ahora Olavarría presentaron en conjunto un proyecto de comunicación expresando su repudio a la medida del gobierno nacional de suspender la exportación de harina y aceite de soja.

Luego de que la concejala Celeste Arouxet brindara una introducción al proyecto, Gastón Sarachu del interbloque Frente de Todos defendió la medida y explicó que "el cierre de exportaciones fue algo temporal, de hecho desde hoy se encuentra abierto", y aclaró que "esta medida tiene poco que ver con el escenario de 2008 y mucho menos con el esquema de retenciones móviles ideado por el entonces ministro de Economía Martín Lousteau".

"Se menciona que se desalienta a la inversión, la industrialización y la generación de empleo. Proteger la industria molinera argentina y ayudar a estabilizar el costo de la materia prima es también cuidar las fuentes de trabajo y proteger la industria nacional", aseguró el edil del Foro Olavarría-FR.

De inmediato tomó la palabra el concejal de UCR-Juntos Sebastían Matrella, quien también es productor ganadero y fue presidente de la Sociedad Rural de Olavarría previo a asumir su banca en el Concejo. "Tenemos que dejar en claro que el Estado argentino hace tiempo que es socio mayoritario de los productores y es el que no arriesga nada. Nosotros como productores compramos la semilla y el fertilizante, y tenemos una fábrica a cielo abierto donde dependemos del tiempo, y ahí el Estado sigue sin poner nada", explayó.

En ese sentido, agregó que "si nos va mal en la cosecha, el Estado se sigue quedando con el 33% de retenciones", por lo que concluyó con que "estamos ante un pésimo administrador, que recauda miles de millones de dolares por año y sin embargo hay gente que pasa hambre en la Argentina".

Maximiliano Wesner del Frente de Todos cruzó a Matrella y definió el proyecto y los dichos del edil como un "disparate total". "Esto no es un tema ideológico, no es contra el campo. Es garantizar en la mesa de los argentinos el precios de los alimentos para liberar ingreso disponible, para que vuelva el consumo, para que ese consumo fomente ventas, que esas ventas fomenten inversión y que esa inversión genere empleo", destacó.

Asimismo, aseveró que "el que se lleva más del 33% de la renta son las mil familias de la pampa húmeda argentina. Ellos no arriesgan nada, porque explotan un bien que no se amortiza. Es cierto que el productor afronta el riesgo, pero sabemos que producen commodities, las cuales tienen un mercado propio, son fungibles y tienen cotización internacional, pero sobre todo no requieren esfuerzo de venta".

Nicolas Marinangeli de Juntos, y en representación de Peronismo Republicano, señaló que la medida "se trata de un atropello", debido a que "se vuelve a atacar al sector productivo cuando el problema de la inflación es por las malas políticas económicas empeladas, donde se gasta y se sigue generando planes cuando se necesita un camino estable donde la producción y el trabajo sean fundamentales".

Matrella volvió expresarse en respuesta a Wesner y dijo que sus dichos le recordaron a "cuando Cristina dijo que la soja era un yuyo". Aseguró que "tienen un error de concepto tan grande de lo que se hace en el campo que muchos se piensan que se tira la semilla solamente y nacen los cultivos. Detrás de eso hay genética, información que se toma, dólares que se entierran en fertilizantes y herbicidas". 

"Hay que ser mas respetuosos con los productores, hay de los grandes y de los chicos. Son dólares que le entran al país para que lo distribuyan como lo distribuyen. Producimos para 400 millones de personas y hay gente que pasa hambre en la Argentina. El Estado se está quedando con el 33% solamente de retenciones de soja, lo que quiere decir que administra mal. El campo está aportando y siempre ha aportado, es un sector que mueve a la Argentina y constantemente se le ponen palos en la rueda" afirmó.

"Si quieren cuidar la mesa de los argentinos tienen que generar un plan económico creíble, no un parche como lo que hacen con el plan de precios", cerró Matrella.

Por último, Wesner respondió e indicó que "no me refería a los productores porque esta es una medida que no los afecta. Es la suspensión a un beneficio que se le había dado a la industria de la soja y buscarle la vuelta para proteger a los productores de trigo". Tras presentar una moción para que pase a comisión de Desarrollo Económico y se "revea el destino de este proyecto, con un análisis más pormenorizado del tema", la misma fue rechazada y se aprobó finalmente el proyecto original por mayoría, con el voto en contra del Interbloque.

Ultimas Noticias
Otras Noticias