Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

El efecto protector de las mascotas en el cerebro de los adultos mayores

Según un estudio apoyado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos podrían retrasar el deterioro cognitivo.

Se sabe que las mascotas aportan a la vida de sus propietarios más que amor y compañía. Diversos estudios han reportado beneficios para la salud derivados de esa relación, entre los que se incluye uno reciente que observó que tener un perro o un gato puede tener efectos protectores para el cerebro de los adultos mayores.

"Estudios anteriores sugirieron que el vínculo humano-animal puede tener efectos positivos para la salud, como disminuir la presión arterial y el estrés", afirmó la autora de la investigación Tiffany Braley.

"Nuestros resultados sugieren que tener una mascota también puede proteger contra el deterioro cognitivo", destacó.

Entre caricias y números

El estudio analizó los datos cognitivos de casi 1.400 adultos mayores con una edad promedio de 65 años que tenían habilidades cognitivas normales al inicio de la investigación. Poco más de la mitad tenían mascotas (53%) y el 32% eran dueños a largo plazo, es decir, que habían tenido mascotas durante 5 años o más.

Los participantes fueron sometidos a múltiples pruebas cognitivas. Los investigadores utilizaron esos test para desarrollar una puntuación compuesta para cada persona, que va de 0 a 27.

La puntuación compuesta incluía pruebas comunes de resta, conteo numérico y recuerdo de palabras. Luego, los autores del trabajo utilizaron las puntuaciones cognitivas de los participantes y estimaron las asociaciones entre los años de propiedad de una mascota y la función cognitiva.

¿Qué observaron? Que las puntuaciones cognitivas disminuyeron a un ritmo más lento en los dueños de mascotas a largo plazo.

Teniendo en cuenta otros factores que se sabe que afectan la función cognitiva, el estudio mostró que los dueños de mascotas a largo plazo, en promedio, tenían un puntaje cognitivo que era 1.2 puntos más alto a los seis años en comparación con los que no tenían mascotas.

Menos estrés

"Dado que el estrés puede afectar negativamente la función cognitiva, los posibles efectos amortiguadores del estrés de tener una mascota podrían proporcionar una razón plausible para nuestros hallazgos", especuló.

Otro estudio reciente publicado en la revista Plos One había arrojado resultados en ese sentido: concluyó que los dueños de mascotas tuvieron un menor impacto psicológico negativo durante la pandemia.

"Un animal de compañía también puede aumentar la actividad física, lo que podría beneficiar la salud cognitiva. No obstante, se necesita más investigación para confirmar nuestros resultados e identificar los mecanismos subyacentes de esta asociación", señaló.

Mascotas y actividad física

"Efecto Lassie". Así definió un estudio publicado en 2016 el estímulo y la motivación para caminar que los perros pueden ejercer sobre sus propietarios, lo que puede ayudar a elevar sus niveles de ejercicio.

Los resultados revelaron que las personas que pasean a su perro realizan al menos 30 minutos de actividad física o más por semana que quienes no lo hacen, lo que los ayuda a alcanzar la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de un mínimo de 150 minutos de actividad física semanales.

Ultimas Noticias
Otras Noticias