Olavarría booked.net
+16...+17° C
CLASIFICADOS

Filosofía a la gorra: "En el derecho todas las vidas humanas valen lo mismo"

Diego Singer se presentará el sábado a las 19 con su ciclo "Filosofía a la gorra" en "Insurgentes". El filósofo, escritor y docente universitario se presentará este sábado a las 19 en "Insurgentes", donde abordará la temática "Tres hipótesis acerca del valor de la vida (y de la muerte)". No se cobrará entrada, sino que quedará librada a la contribución voluntaria. 

La intención de Singer es tratar junto a los asistentes los problemas que se planteen

Crédito: Foto: Eloy Rodríguez Tale.

La intención de Singer es tratar junto a los asistentes los problemas que se planteen.

Daniel Lovano - [email protected]

El prestigioso filósofo, docente universitario y escritor Diego Singer se presentará el sábado a las 19 con su ciclo "Filosofía a la gorra" en "Insurgentes", donde reflexionará acerca de un tema tan profundo como traduce su título: "Tres hipótesis acerca del valor de la vida (y de la muerte)".

Singer tiene 44 años, es profesor de Filosofía en la UBA; dicta clases para profesionales de la salud mental en hospitales de la ciudad de Buenos Aires; es docente de la diplomatura de Estudios Avanzados en Psicoanálisis y de la especialización en Teoría y Práctica Psicoanalítica de la Universidad Nacional de San Martín, y dirige la diplomatura en Subjetividad y Estado de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Durante una entrevista ofrecida en el extranjero, Diego dijo sobre esta ruptura que significa "Filosofía a la gorra" con ámbitos más tradicionales donde se da la discusión filosófica que "la filosofía es una tradición que, en un sentido hegemónico, tiene como mínimo 2.500 años. En Grecia están presentes las disputas sobre dónde se hacía, cómo se hacía, en qué formatos y con quiénes".

"Siempre hubo una multiplicidad de modos: en el interior de la Academia de Platón o hacia afuera, en el interior del Liceo o hacia afuera, e, incluso, en el entre. Están las conversaciones que tenía Sócrates en la calle y la pequeña comunidad de Epicuro, en la que ingresaban mujeres y esclavos. Tal vez lo que sí me propuse fue cortar con las lógicas burocráticas del saber y el torremarfilismo" reconoció.

Aunque suele ir más seguido a Azul, será su segunda visita a Olavarría. La primera sucedió unos 5 años atrás.

Ayer, Diego atendió gentilmente su teléfono en Buenos Aires un rato antes de ingresar a clases, y en primer término adelantó todo lo periodísticamente posible cómo se va a desarrollar "Tres hipótesis acerca del valor de la vida (y de la muerte)".

"Si bien vamos a tratar de abordar esos temas con cierta complejidad, como corresponde al pensamiento filosófico, son dos temas muy cotidianos. Uno se conmueve, por ejemplo ahora, con la guerra en Ucrania, o cuestiones más cercanas como los feminicidios" empezó diciendo.

"Uno se conmueve -reflexionó- por determinadas muertes y otorga valor a ciertas vidas. A veces más en los casos cercanos que en otros. Si esta guerra estuviera ocurriendo acá cerquita nuestra preocupación sería otra; como es lejana es un poco menor y cuando aparece en los medios aumenta".

"Entonces hay algo acerca de cómo otorgamos valor a las vidas y a las muertes que me parece importante pensar, porque estamos en ese problema y actuamos éticamente y políticamente en base a eso" sostuvo Diego.

Entre otros anticipos, relató que su presentación se trata de una charla donde primero se da una exposición de alrededor de una hora y algunos minutos, y luego se abre el debate con el público asistente.

"En principio el tema es muy amplio, con lo cual voy a tratar de centrarme en qué es lo que hace que decidamos por esos valores diferenciales y criticar algo que hace a nuestro sentido común, que es que todas las vidas valen lo mismo. Vamos a tratar de pensar por qué y de qué manera esa afirmación de algún modo es insuficiente" señaló.

El planteo apuntará a las vidas humanas y no humanas, pero particularmente a las vidas humanas. "En el derecho todas las vidas humanas valen lo mismo, en los hechos sucede que no. Sobre todo, me interesa pensar esas diferencias" se posicionó Diego.

Recordó que "la filosofía siempre ha pensado sobre el sentido de la vida. Esto es es distinto, es el valor. Para eso hay que encarar de otro modo las preguntas, y ahí aparece una cuestión política que es fundamental".

Ampliando esto último, observó que "el otorgar valor a algunas vidas más que a otras organiza, primero, comunidad y luego está asociado a determinadas posiciones políticas. Por ejemplo, el valor que se otorga a las vidas de las personas no binarias respecto a su posición de género o de sexo organiza una politicidad determinada".

"Se trata de defender a estas personas o grupos desde una posición política porque son minusvaloradas. Eso implica tomar decisiones políticas y lleva a reacciones determinadas. Por ejemplo, acá se discutió mucho el 'Ni una menos' y al 'Nadie menos'. En Estados Unidos al 'Black Lives Matter' se le respondió todas las vidas importan".

"Está presente una disputa, que es bien política, entre esa suerte de igualación de valor de las vidas y el peligro de algunos grupos vulnerados" subrayó Singer.

En otro de los adelantos, refirió al lenguaje: "A mí no me gusta pensar en bajar o simplificar todo, porque sería como especular que el auditorio no pudiera comprender lo que uno dice. Trato de que lo que se expone se entienda, por supuesto, pero sin que implique disolver lo complejo que hay que pensar".

"Más bien, quien va tiene que tener ganas de estar ahí, ocupándose de algunos problemas de un modo distinto al que se ocupa cotidianamente. Tiene que haber algo de la novedad. En este caso hay pensadores o filósofos con los que voy a trabajar; voy a leer algo de Borges, de Judith Butler, de (Antonio) Gramsci" mencionó.

Luego de este anticipo de lo que será la noche del sábado, habló de "Filosofía a la gorra" y su génesis.

"Hace unos 12 años que lo hago y básicamente se trata de una invitación para que cualquiera pueda acercarse, a escuchar primero una exposición de problemas filosóficos, y luego participar, conversar, discutir de un modo que sea abierto y a la vez permita sostenerse materialmente" resumió.

Admitió que es un formato extraño para la discusión filosófica: "Es algo más cercano a otras actividades artísticas, como el teatro, etcétera, etcétera".

"En este caso, justamente, parte de las características de 'Filosofía a la gorra' es que no se hace en espacios académicos, sino en espacios culturales, como Insurgentes, que tienen una dinámica económica distinta a una universidad, a las academias".

Su interés en captar a otro tipo de público es central. "Del tema que me interesa plantear nadie está exento. Todos participamos de esas dinámicas, aunque no las pensemos en profundidad" opinó Singer.

Tiene que ver con ello, quizás, declaraciones pasadas en las que dijo que sus presentaciones no tienen nada que ver con una clase.

"La idea de una clase en el sentido más tradicional es que uno pueda conocer una serie de pensamientos, tesis, contenidos, determinados autores; reproducir eso. No es lo que me interesa que suceda en estos encuentros, sino que algunos de los problemas que se plantean pueden ser pensados en conjunto con los que van" precisó.

Los temas se van variando en función de sus conversaciones con cada espacio y sus intereses, y de lo que personalmente le interesa plantear.

En varias entrevistas que ha ofrecido, Diego Singer cuestionó la figura del divulgador: "El tema son los usos de esos términos, justamente porque viene de una concepción más científica que filosófica. Justamente, menos en este caso, se trata de eso".

"No es que quiero explicar una teoría compleja de modo fácil, sino pensar con los otros un problema en el que estamos involucrados" aclaró.

Habló del Diego Singer docente y escritor y evaluó que "Filosofía a la gorra" tiene algo que ver con su rol en el aula, "aunque no con una clase tradicional".

"La escritura también está relacionada con esto, porque escribo las charlas. No es lo mismo que escribir un libro, pero hay un desarrollo del pensamiento cuando uno se pone a escribirlo que implica elaborar para poder después compartirlo con los demás" comparó.

En el cierre de una extensa charla, Diego Singer se autodefinió dentro de una corriente filosófica.

En tal sentido, confesó: "Suelo sentirme más cómodo en un pensamiento nietzscheano (seguidores de Friedrich Nietzsche), que justamente se trata de un pensamiento que no cree en una verdad última y pone al cuerpo en un lugar fundamental. Es un modelo cientificista de la filosofía, creo que es más amplio, que permite que la filosofía se mezcle con otras disciplinas".

Ultimas Noticias
Otras Noticias